¿Hacia dónde van los avances con el Alzheimer?

Empresa española hará nuevos ensayos clínicos de una vacuna contra esta enfermedad

¿Hacia dónde van los avances con el Alzheimer?

Laura tiene cuatro años y hoy ha llorado porque su abuela no pudo recordar su nombre. Tampoco el de su hermanita. De hecho, el otro día escuchó que su mamá decía que no supo regresar a su casa desde el supermercado, un lugar que visitaba todos los días. “¿Qué le pasa a la abuelita?”, pregunta. “Se está poniendo viejita”, responde su mamá.

Por básica que suene esta explicación, no está tan lejos de la realidad. El principal desencadenante del mal de Alzheimer, una enfermedad degenerativa de las neuronas caracterizada por una pérdida progresiva de la memoria, no es otro que la edad. Y, lamentablemente, aún no tiene cura.

UN LARGO CAMINO
Recientemente se abrió una nueva luz de esperanza con el anuncio de la empresa zaragozana Araclon Biotech, que ha iniciado ensayos clínicos de una vacuna contra el Alzheimer después de pruebas en animales. El fármaco se probará en 24 personas durante un año, a lo que le seguirá una segunda fase con dos versiones distintas del medicamento en 48 personas más para saber cuál funciona mejor.

En cuatro años se podría tener un resultado definitivo sobre la eficacia de este remedio. Si todo van bien, podría estar a la venta en las farmacias en siete años.

“Las vacunas se vienen ensayando desde hace como una década, aunque nunca se han hecho estudios como este en el Perú”, explica José San Martín, médico psiquiatra y jefe del Servicio de Psicogeriatría del Instituto Nacional de Salud Mental. Según explica San Martín, la idea básica gira en torno a generar un anticuerpo contra el beta amiloide, una especie de desecho que se acumula en las neuronas y las va destruyendo, convirtiéndose en una de las causas principales del Alzheimer.

Sin embargo, San Martín explica que los resultados de estudios previos siempre han quedado en la fase 1 debido a reacciones adversas en los pacientes testeados. Habrá que esperar a ver qué ocurre con Araclon Biotech.

¿SE PUEDE PREVENIR?
Una nutrición correcta desde la gestación y durante toda la vida, además de actividad física constante, son requerimientos básicos. A partir de los 40 años, y si hay antecedentes familiares, Mariella Guerra, directora médica científica del Instituto de la Memoria, sugiere hacer un descarte de memoria y trastornos de las funciones intelectuales a través de un examen. Por otro lado, la determinación en la sangre de la proteína APOE 4 indica que el riesgo a desarrollar la enfermedad es mayor. Es importante que se realicen los análisis para comprobar su presencia. “No olvide que la hipertensión y el colesterol alto son otros factores de riesgo que hay que tener controlados”, finaliza Guerra.