La hiperactividad en niños estaría relacionada a una anomalía genética

Una investigación británica llego a esta conclusión tras comparar los genomas de 366 niños blancos del Reino Unido. Esta sería la primera vez que se halla este trastorno genético en estos niños

La hiperactividad en niños estaría relacionada a una anomalía genética

Los niños que padecen del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) tienen el doble de probabilidad de tener menos o más cromosomas que otros niños, concluye un nuevo estudio, en la primera evidencia de que el trastorno es genético.

Investigadores del Reino Unido compararon los genomas de 366 niños británicos blancos de 5 a 17 años con TDAH con más de mil niños similares sin el trastorno. Los científicos se concentraron en una secuencia de genes vinculados con el desarrollo cerebral que ha sido vinculada con trastornos como el autismo y la esquizofrenia.

ALTERACIONES GENÉTICAS
En los niños sin TDAH, un 7% tenía cromosomas de menos o duplicados en la secuencia genética analizada. Pero entre la población con el trastorno, los investigadores descubrieron que un 14% presentaba dichas alteraciones genéticas. También hallaron que el 36% de los pacientes con problemas de aprendizaje tenían dichas anormalidades.

“Es la primera vez que hallamos que los niños con TDAH tienen porciones de ADN duplicadas o faltantes”, dijo Anita Thapar, profesora en el Centro MRC de Genética Neurosiquiátrica y Genoma en la Universidad de Cardiff , coautora del estudio.

Thapar agregó, sin embargo, que las conclusiones son demasiado prematuras como para facilitar diagnóstico o tratamiento y que sólo se aplican a personas de ascendencia europea o caucásica debido a que no se han hecho todavía estudios sobre otros grupos étnicos.

COINCIDENCIA CON OTROS TRASTORNOS
El estudio fue financiado por Action Research, Baily Thomas Charitable Trust, Wellcome Trust, el Consejo Británico de Investigación Médica y la Unión Europea . Fue publicado el miércoles en línea en la revista médica Lancet .

Peter Burbach, profesor de neurociencia molecular en el Centro Médico de la Universidad de Utrecht, en Holanda , se sorprendió de que algunos de los defectos genéticos hallados en el TDAH fuesen idénticos a los del autismo y la esquizofrenia. No obstante, Burbach no participó en la investigación.

“Existe una fuerte probabilidad de que el ambiente esté modificando estos genes”, dijo el científico, y agregó que los genes podrían conducir a varios trastornos cerebrales, dependiendo de la crianza del niño y otros factores genéticos.

Se cree que ese trastorno afecta a millones de niños en el mundo, y desde hace tiempo los expertos sospechaban que tenía un componente genético. Expertos norteamericanos calculan que el TDAH afecta del 3% al 5% de los niños de edad escolar en EE.UU. , pero no hay cifras para las naciones en desarrollo.