Los hombres recurren más a sus amistades para ascender laboralmente

Así lo reveló un reciente estudio en EE.UU., que además recomendó observar más las estructuras informales de un trabajo para acabar con las desigualdades

Los hombres recurren más a sus amistades para ascender laboralmente

Un estudio reveló que los hombres sacan mayor provecho que las mujeres de sus contactos personales, recurriendo a ellos para lograr ascensos laborales, mientras que ellas consiguen mayor apoyo moral de sus amistades, y no tanto profesional.

La investigación, llamada “¿Con un poco de ayuda de mis amigos?”, fue presentada hoy en Atlanta (EE.UU. ) y evaluó los resultados de una encuesta a 5.600 parejas de compañeros de trabajo en una de las organizaciones de servicios financieros más grandes del país.

Como dato curioso, el estudio, que no identifica a la organización, señala que esta empresa emplea en su mayoría a mujeres, pero sus posiciones suelen ser de bajo estatus, mientras que las de los hombres son de mayor rango.

Anteriores investigaciones han confirmado las desigualdades salariales y de jerarquía en el mundo laboral por razón de género, pero esta investigación indaga en un aspecto menos documentado: cómo las relaciones informales determinan la promoción profesional.

INFORMALIDAD Y DESIGUALDAD
Y es que aunque no se le haya dado tanta importancia científica a este tipo de contactos no formales son “las verdaderas fuentes de la desigualdad”, asegura una de sus autores, Gail McGuire, de la Universidad de Indiana South Bend.

Su argumento, defendido junto con el profesor William T. Bielby, de la Universidad de Illinois, es que “ascender se consigue en parte mediante los contactos informales” y a esto contribuye tener entre los amigos a “personas de alto estatus”.

Los hombres consiguen mejores conexiones en el trabajo y logran sacarle mayor rendimiento que una mujer que tenga entre sus amigos a algún directivo, por lo que los hombres logran perpetuar el círculo de superioridad dentro de la jerarquía laboral.

REDUCIR LA COMPETENCIA
Este tipo de apoyos se pueden explicar en parte por cómo se comporta un grupo en un entorno de trabajo. Como otros colectivos, los hombres “se cierran entre sí” y “excluyen a los no miembros de las oportunidades para alcanzar lo más preciado”, estrategia útil para reducir la competencia.

En relación a la vida profesional, los resultados confirman que consiguen un mayor apoyo para avanzar en su carrera, sobre todo cuando se acercan a las posiciones más altas.

Según las estadísticas, en las posiciones directivas más altas, los hombres consiguen un porcentaje de apoyo de un amigo para promocionarse en más de un 70%, mientras que las mujeres logran menos de un 60%. Sin embargo, son las mujeres quienes reciben un 54% más ánimos y soporte moral.

MÁS ALLÁ DE LAS LEYES
Según McGuire, EE.UU. tiene “leyes que prohíben la discriminación y refuerzan la igualdad de salario”, pero “hay que mirar a las estructuras profesionales informales, no las formales” para revertir las fuentes de la desigualdad.

Como recomendación, el estudio sugiere que se desafíe “la lealtad entre los miembros de grupos con un alto estatus” y “las expectativas basadas una cultura de género” dentro de las organizaciones laborales.