Investigadores italianos aseguran haber comprobado una teoría que Stephen Hawking publicó hace 36 años

Se trata de la famosa teoría del científico británico que indica que los agujeros negros emiten una radiación que puede provocar su pérdida de masa o que se desvanezcan

Investigadores italianos aseguran haber comprobado una teoría que Stephen Hawking publicó hace 36 años

Llegar a la conclusión final costó mucho esfuerzo y tiempo realizando pruebas y ensayos; sin embargo, luego de tantos intentos un grupo de científicos italianos aseguran haber comprobado una de las más famosas predicciones del británico Stephen Hawking.

Hace 36 años, el cosmólogo británico publicó una teoría en la que aseguraba que los agujeros negros emiten una misteriosa radiación que fue denominada con su nombre. Dicha radiación puede provocar que estos agujeros pierdan masa e inclusive se desvanezcan.

HAWKING TENÍA RAZÓN
Hawking indicó que en el universo se forman pares de partículas y antipartículas que eliminan entre sí mismas. La radiación se produce cuando estas parejas de partículas de unen en el borde del agujero negro (horizonte de eventos).

Si el par de partículas atraviesa el horizonte del agujero negro, una de ellas es aspirada y otro es liberada antes de que se eliminen el uno al otro, lo cual sería la causa de la radiación de partículas y la posterior pérdida de masa.
La versión digital del diario español ABC informó que el estudio será publicado en la revista especializada Physical Review Letters e hizo un resumen del archivo científico en línea en arXiv.org.

AGUJERO BLANCO
Según esta versión, los investigadores de la Universidad de Milán aseguran que desarrollaron un agujero especial en el laboratorio y comprobaron los razonamientos de Hawking.

El hoyo creado es un agujero blanco que hace lo contrario al negro: deja escapar materia y energía en vez de aspirar la luz al interior. Con esto, los científicos de la Universidad de Milán habrían creado el fenómeno al enviar un pulso láser de infrarrojos mediante silicio fundido y luego concluyeron que habían observado la llamada radiación de Hawking.

Todo esto bajo la premisa que las parejas de partículas formadas en estos horizontes tienen un comportamiento parecido al de los agujeros negros.
Si los investigadores no se han equivocado en su hallazgo, los estudios significarían grandes aportes al estudio del espacio, puesto que incluso se podría conocer cómo puede ser el fin del Universo.