Londres 2012 es más social y masivo gracias a Facebook y Twitter

Estos juegos olímpicos están confirmando la importancia de las redes sociales para los participantes en los Juegos Olímpicos

Londres 2012 es más social y masivo gracias a Facebook y Twitter

¿Más rápidos, más fuertes, más sociales? Los Juegos Olímpicos de Londres podrían entrar en la historia como el acontecimiento que logró el gran salto en la comunicación con los aficionados al deporte a través de los servicios online Facebook y Twitter.

Tras ganar la medalla de oro en los 100 metros, Usain Bolt no solo celebró en el Estadio Olímpico de Londres. Poco después de la impactante final, el jamaicano publicó en Facebook y Twitter una foto de la gloriosa carrera. Y, como suele hacerlo, con sus propios comentarios. “Increíble, Usain! El más grande de todos los tiempos”, lo felicitó por Twitter el empresario Richard Branson. Y Bolt lo “retuiteó” a sus 984.000 seguidores.

Millones de espectadores en el estadio y en sus casas celebran y sufren con sus astros y cada vez más atletas permiten seguir su vida cotidiana y agradecen a todos el apoyo. El Comité Olímpico Internacional (COI) celebra el despliegue promocional. Pero también combate la pérdida de control.

LA ERA DE LAS REDES SOCIALES
En los Juegos de Beijing, hace cuatro años, Facebook y Twitter aún eran un fenómeno difundido entre pocos que para el COI tenía un papel secundario. Todo lo contrario de lo que ocurre en Londres: los dos servicios son ahora medios de comunicación masivos y desde hace meses, mucho antes de que el fuego olímpico llegara a Londres, los organizadores trabajaban en su propia plataforma.

En “Olympic Athletes’ Hub”, el COI reúne las publicaciones en Facebook y los tuits de numerosos deportistas. Según dijo al diario ‘‘The New York Times’‘ Alex Huot, encargado de los “social media” en el COI, gracias a las redes sociales en Londres se están celebrando los primeros “juegos conversados” (“conversational games”).

Es lógico que los organizadores no quieran dejar nada librado al azar. A los atletas se les dejó en claro desde el principio cuáles eran las reglas a seguir: no pueden difundir ni audio ni videos de las competencias. Todos los comentarios tienen que ser hechos en primera persona y en forma de diario personal. Y la publicidad para los patrocinadores propios está absolutamente prohibida.

La mayoría de los deportistas se atiene a las reglas del COI. Proveen a los fans con fotos de excursiones y medallas, agradecen el cariño y se lamentan por sus fracasos.

Facebook y Twitter son plataformas ideales para la (auto-)comercialización. Eso vale sobre todo para deportistas de “disciplinas no televisivas”, que sólo llegan al gran público cada cuatro años, asegura el experto en redes sociales Jan C. Rode.

QUEJAS Y PROBLEMAS
Claro que las redes sociales no se dejan controlar tan fácilmente como le gustaría al COI. En la primera semana de los Juegos, hubo numerosos inconvenientes y algún que otro escándalo.

A su llegada a Londres, algunos deportistas se quejaron en Twitter de la odisea que recorrieron los autobuses hasta llegar a la villa olímpica. Una saltadora griega hizo un comentario racista y un futbolista suizo habló en contra de sus rivales. Ambos debieron abandonar el evento. Y al menos en Estados Unidos también se hace fuerte por esta vía el reclamo de algunos atletas contra las restricciones a la publicidad.

El COI no puede controlar miles de tuits y posts en Facebook. “El COI intenta con su propia plataforma generar mucha reacción positiva para minimizar los comentarios negativos”, analiza Rode.

Y todo el revuelo en torno a los Juegos Olímpicos también beneficia a los propios administradores de las redes sociales. Sobre todo Twitter apuesta por el deporte, aunque no solo bajo el logo de los anillos, sino sobre todo por el fútbol. Y es que, según explica Rode: “Cuando famosos o deportistas se manifiestan, eso siempre vale una noticia. Y la relevancia de Twitter crece con esas notas”.

La red social de los 140 caracteres coopera en estos Juegos con la cadena estadounidense NBC, que en su programación hace referencia constante al socio. Pero la alianza resultó tener sus riesgos, como quedó de manifiesto tras las acusaciones de censura por el cierre temporal de la cuenta de un periodista.

Rode está convencido de que la importancia de las redes sociales aumentará para los participantes en los Juegos. “El COI y los atletas son pioneros en lo que se refiere a la combinación de redes sociales y grandes eventos deportivos”, afirma. En los próximos años, todo se profesionalizará, augura.