Mitsubishi y otra empresa japonesa denuncian ciberataques

La fábrica de autos también provee al ministerio de Defensa japonés de material militar y nuclear. Teme que personas ajenas hayan accedido de manera ilegal a sus sistemas

Mitsubishi y otra empresa japonesa denuncian ciberataques

Los grupos japoneses IHI y Mitsubishi Heavy Industries, proveedores del Ministerio de Defensa y fabricantes de material para centrales nucleares, han sufrido ataques informáticos que podrían haber permitido el acceso no autorizado a sus sistemas, informó hoy la agencia local Kyodo.

La corporación Ishikawajima-Harima Heavy Industries (IHI) denunció hoy que, desde la pasada primavera, sus servidores y PCs han recibido una oleada de correos electrónicos infectados con virus, que de ser abiertos podrían causar brechas de seguridad.

El grupo, que facilita a Defensa piezas de motor para aviones caza, aseguró sin embargo que ninguno de sus ordenadores ha resultado infectado.

BOMBARDEO DE VIRUS
Por su parte, MHI, mayor fabricante armamentístico de Japón, reconoció este lunes que unos 80 servidores y ordenadores del grupo, incluidos algunos con información técnica sobre submarinos, misiles y centrales nucleares, han resultado infectados con al menos ocho virus.

Entre ellos se encuentran los del tipo ‘troyano’, que permiten a los “hackers” operar el ordenador y enviar información al exterior.

MHI admitió una filtración de datos su sistema de redes, como direcciones IP, que permitiría llevar a cabo nuevos ataques, aunque insistió en que por el momento no se ha confirmado ninguna filtración de información sobre sus productos y tecnología.

EN LA MIRA
Tanto IHI como MHI trabajan en la fabricación industrial de material de Defensa y piezas para centrales nucleares, como vasijas y contenedores, por lo que no se descarta que ambos se hayan convertido en objetivos prioritarios de los piratas informáticos.

El titular japonés de Defensa, Yasuo Ichikawa, aseguró a su vez que por ahora no se ha informado de la filtración “de datos importantes” y señaló que su Ministerio abrirá su propia investigación sobre el caso.