El nuevo Moto X y el renacer de Motorola [Reseña]

Es el primer smartphone producido por Motorola desde que es una empresa de Google. Simpleza, eficiencia e innovación son sus principales virtudes

BRUNO ORTIZ BISSO @blogdenotas

Desde que se anunció, todo el mundo hablaba del nuevo Moto X de Motorola. Se lanzó en Estados Unidos y menos de un mes después llegó al Perú como parte de una gira de lanzamiento que se hizo por toda la región. Lo tuve por casi dos semanas y mi impresión fue muy positiva.

POR FUERA
Su diseño utiliza mucho las líneas curvas e incluso tiene una leve curvatura en la parte posterior, de manera que se puede amoldar mejor a la mano. Y pese a que es un dispositivo grande (129,3 mm x 65,3 mm x 10,4 mm), se adapta bien.

Siguiendo una interesante tendencia, solo cuenta con dos botones: sobre el lado derecho, uno para el encendido y apagado; y otro para el control del volumen.

Su pantalla de 4,7” con resolución de alta definición (HD). Muestra colores brillantes y responde de manera eficiente bajo la luz solar. Me llamó mucho la atención la carcasa. No se ve tan plástica y en la parte posterior cuenta con una trama que da la impresión de hacer que la superficie sea rugosa. Sin embargo, se trata de una zona lisa y muy confortable.

Su cámara frontal es de 2 MP y la trasera de 10 MP con flash LED.

POR DENTRO
Cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon, doble núcleo de 1,7 GHz. Pese a que la tendencia es tener teléfonos con más núcleos, el Moto X no los necesita: con la potencia de su procesador le basta para la navegación de aplicaciones, las funciones de la cámara, el reconocimiento gestual y de voz.
Trae 2 GB de RAM y 16 GB de memoria interna. Un punto en contra muy importante es que no cuenta con ranura para expandir la memoria con una tarjeta externa. ¿Será por eso que ofrecen 50 GB de almacenamiento por dos años en Google Drive?

Usa el sistema operativo Android 4.2.2. (Jelly Bean). Todo eso nos ofrece, entre otras cosas, una respuesta eficiente en las diferentes tareas diarias: navegación, uso de aplicaciones, toma de fotos, etc.

LA BATERÍA
Viene con una batería de 2.200 mAh. En un uso moderado (con los datos móviles 3G activados, actualización regular de dos redes sociales, navegación web, recepción y envío de e-mail, recepción y envío de SMS, y escuchar música) la autonomía del equipo resistió una jornada completa de trabajo.

LO MÁS ATRACTIVO
Una de las cosas que me llamó mucho la atención fue la manera en que se ha refinado el sistema de reconocimiento de voz de Google. Es cada vez más flexible y preciso. Se trata, sin duda, de una herramienta interesante. Durante el proceso de configuración se debe calibrar el sensor para el reconocimiento de nuestra propia voz. Esto se debe hacer en una habitación con poco ruido.

En lo particular, me pareció muy divertida esta función, pero aún me parece un poco raro ir dándole órdenes verbales a los aparatos. Es un tema mío. Punto en contra: el buen “oído” del aparato. Puedes decir “OK Google now” lejos del teléfono y este se activará.

Otra de las cosas interesantes es la cámara. Para activarla se requiere un movimiento de muñeca. Nada más. No importa si el teléfono está “durmiendo”, con un movimiento similar al que si estuviéramos girando la perilla de una puerta se activa la cámara. Sus controles son extremadamente simples. Solo basta con tocar la pantalla para hacer foco y tomar la imagen. Si se mantiene el dedo presionando la pantalla, se hacer una captura múltiple. Punto en contra: hay que acostumbrarse a realizar el gesto exacto para activar la cámara. No sale en los primeros intentos.

A LA VENTA
El nuevo Moto X se vende a través de los tres operadores. Con planes postpago de S/. 100 o similares tiene un precio desde S/. 1.199.


Tags relacionados

Smartphones

Moto X

Morotola