Mundo gris: depresión hace ver el mundo sin colores, según estudio

Científicos descubrieron relación entre sensibilidad de células de la retina y niveles de depresión en personas que sufren este trastorno

Mundo gris: depresión hace ver el mundo sin colores, según estudio

Científicos de la Universidad de Friburgo, en Alemania, descubrieron que la depresión altera la visión y el contraste con el que se perciben los colores, en un estudio que examinó la retina de varias personas.

Esta investigación permitió a los científicos comprender por qué la gente con depresión suele ver literalmente el mundo de color gris o “más oscuro”.

Los investigadores alemanes habían descubierto en un estudio previo que la gente con depresión tiene dificultades para hallar diferencias en los contrastes entre blanco y negro.

CÉLULAS SENSIBLES
Para este nuevo estudio se contó con un grupo de personas con depresión y sin ella que fueron sometidos a un análisis de neuropsiquiatría y oftalmología, utilizando electrocardiogramas de la retina del ojo.

La retina, ubicada en la parte posterior del globo ocular, cuenta con células sensibles que convierten la luz en impulsos nerviosos que el cerebro interpreta para que podamos ver.

El estudio halló que los participantes con depresión, con o sin tratamiento antidepresivo previo, tenían una capacidad bastante más baja para captar contrastes en la retina que los que no sufrían el trastorno.

La sensación resultante es similar a la de ver televisión disminuyendo los niveles de contraste de la pantalla, según explican los autores de la investigación.

DIAGNÓSTICO DE LA DEPRESIÓN
El grupo alemán descubrió además que las retinas de los pacientes con los síntomas más graves de depresión mostraron menos capacidad de respuesta.

Con este estudio se podría diseñar una nueva evaluación para determinar cuan severo es el cuadro del trastorno, según señalan los científicos en la revista Biological Psychiatry.

“Estos datos muestran la profundidad de la forma como la depresión altera la experiencia del mundo de un individuo”, comenta el doctor John Krystal, editor de la publicación.

El director del estudio, Ludger Tevartz van Elst, afirma que esta forma de evaluación podría convertirse en “una herramienta valiosa para medir objetivamente el estado subjetivo de la depresión”.

“Esto podría tener implicaciones a largo alcance tanto para la investigación como para el diagnóstico clínico y la terapia de la depresión”, agrega el doctor, aunque advierte que es necesario confirmar la claridad de este estudio en otros adicionales.