Niegan visa a estudiante que representa al Perú en Mundial de Programación

Jesús Peña integra el grupo donde también se encuentra Walter Erquínigo, primer peruano que consiguió trabajar en Facebook. Debe viajar antes del 27 de mayo

Niegan visa a estudiante que representa al Perú en Mundial de Programación

GUSTAVO KANASHIRO FONKEN (@gkanashiro)
Redacción web

En su voz se percibe la frustración de un rechazo al que no le encuentra sentido. Hace cinco semanas, Jesús solo quería cumplir con todos los requisitos necesarios para poder viajar a Orlando, Florida, y participar con su equipo en el Concurso Mundial de Programación 2011. Ahora sus esfuerzos están abocados a conseguir una visa de turista que todavía no puede tener entre sus manos sin tener él ningún precedente.

El joven estudiante sigue esperando que la Embajada de Estados Unidos le apruebe una visa para poder concursar con su equipo en el Mundial organizado por la IBM. “Si no viajo yo, no cumpliríamos con los requisitos y quedaríamos descalificados”, comentó Peña.

Lamentablemente, a pesar de la importancia del evento, Jesús sigue esperando, cinco semanas después, que terminen de investigarlo.

CRÓNICA DE UN RECHAZO
Jesús Peña y Daniel Soncco son dos estudiantes de la Pontificia Universidad Católica del Perú, de décimo y sexto ciclo respectivamente. Ambos forman parte del equipo peruano que participará en el Mundial junto con el egresado Víctor Laguna y Walter Erquínigo, el primer peruano que ha conseguido trabajar en Facebook a través de una pasantía como estudiante.

El 18 de abril, Jesús y Daniel acudieron a la Embajada de Estados Unidos en Perú para solicitar una visa de turistas para poder viajar sin problemas. Sin embargo, su pedido fue rechazado en primera instancia bajo una justificación poco convincente. Y es que a pesar de contar con el respaldo de la IBM, quien los atendió les negó la visa asegurando que no conocía nada del concurso.

“Prácticamente nos dijo que el concurso no era importante”, comentó Jesús en declaraciones para elcomercio.pe. Tuvieron que solicitarle a la IBM y a la senadora del estado de Texas, Kay Bailey Hitchinson, que intercedan en la Embajada de Perú en Washington para que les den luz verde.

“Ahí fue donde nos citaron de nuevo y tuvimos que pagar 150 dólares para volver a tener derecho a una entrevista”. La segunda reunión se llevó a cabo el 29 de abril. Ese fue el último momento en que Jesús recibiría información sobre su acceso a una visa de turista.

El Mundial se realizará del 27 de mayo al 1 de junio. No había tiempo que perder.

Les aseguraron que el proceso de verificación duraría entre una y cuatro semanas, a pesar de que ya tenían los pasajes comprados para viajar mañana, martes 24 de mayo, a tres semanas de la segunda convocatoria. “Les dijimos que teníamos que viajar en tres semanas, pero nos aseguraron que no podían hacer nada porque ese era el procedimiento”, comentó Jesús.

LA ESPERA CONTINÚA
La semana pasada, Daniel recibió su visa y podrá viajar mañana sin mayor contratiempo. Jesús sigue esperando sin obtener respuesta alguna por parte de las autoridades.

elcomercio.pe contactó telefónicamente a la Embajada pero respondieron que no se puede dar información sobre el actual estado del trámite por no ser una visa de inmigrante. La única forma de obtener esos datos es que Jesús los busque a través de su portal web.

“No entiendo por qué le han entregado la visa a Daniel y no a mí. Ninguno presenta un antecedente penal. Probablemente piensen que, porque estoy en último ciclo, tengo la intención de quedarme como ilegal”, sostuvo indignado Jesús.

Jéssica Peña, su hermana, comentó que Daniel ha viajado antes a otros países, razón por la cual fue atendido con mayor velocidad. Pero Jesús no corre con esa misma suerte.

El estudiante espera que algún cónsul o el Ministerio de Educación pueda interceder para que el trámite sea más rápido y así no seguir poniendo en riesgo el esfuerzo de tres años de preparación y la inversión que representan los viajes y la estadía.

Actualmente, Peña solo quiere poder participar con sus compañeros en un evento tan importante y de tanto renombre mundial con el auspicio de IBM. El viernes 27 de mayo se cumple el plazo de cuatro semanas y última fecha en que podría viajar para poder llegar a tiempo y alcanzar a sus tres compañeros en Estados Unidos.