¿Nuevo con una tablet? Aprende a mantenerla segura

Virus, pérdidas e intrusiones de terceros son algunos de los riesgos que tenemos con nuestros dispositivos

¿Nuevo con una tablet? Aprende a mantenerla segura

ÁNGEL HUGO PILARES (@angelhugo)
Redacción online

Mi padre quiere tener una tablet para su cumpleaños, pero con la computadora no pasa de ver su correo y de usar Office. la quiere para leer libros en sus ratos libres. Luego, seguramente, se dará cuenta de que hay un mundo de cosas por hacer con una: el problema también es que la gente que por primera vez usa uno de estos dispositivos puede cometer serias negligencias en seguridad. De ahí mi pánico a que de buenas a primeras, sus hábitos de lectura acaben por convertirse en una pesadilla. Para él, y para todos aquellos novatos que aún no tocan una tablet pero desean una, van estos consejos.

1. Ponle clave. Quizás es la forma más sencilla, pero es una de las que más funciona: una clave numérica en el iPad o una gestual en un dispositivo Android puede ser suficiente para mantener nuestra información segura. También hay que estar seguros de que hemos cerrado todas las aplicaciones abiertas antes de apagarlo.

2. Ponle antivirus. Hay una gran cantidad de antivirus para Android y iPad. Pese al mito de que a los dispositivos Apple no le entra malware, lo cierto es que sí hay virus para iPad (aunque en menor número que para otros sistemas operativos), así que hay que estar prevenidos.

3. Navega seguro. Ya sabes, es un consejo que hemos dado mil veces pero es importante: no te conectes a cualquier red inalámbrica que pueda ser poco segura, no abras links dudosos, no descargues cualquier archivo adjunto y no pienses que ese aviso de aquella web en el que te aseguran que te has ganado un millón de dólares es cierto. Hay que desconfiar de todo.

4. Las descargas. Lo bueno de tener una tablet son las aplicaciones: miles (o millones) de apps a nuestra disposición que prometen hacer la vida más fácil. Descárgalos solo de los sitios oficiales (como la App Store de Apple o Google Play). Y también verifica los comentarios sobre cada una, así como los permisos que te solicita la aplicación.

5. ¿Cómo ubicarla? Si pierdes tu tablet, lo mejor es tener una aplicación que nos permita ubicarla (Find my iPad o el Android Device Manager son algunas). La ventaja es que estas permiten también borrar el contenido del dispositivo si es que el asunto se sale de nuestras manos.

6. Los niños. Si le regalaste una tablet a tu hijo, es bueno qué sepas bien lo que se puede hacer con ella, que instales aplicaciones de control parental y que les enseñes a usarla responsablemente advirtiéndole de los peligros que hay en la red. Algunos especialistas sugieren que el padre también debe saber las contraseñas de los pequeños para monitorear si son víctimas de ‘bullying’ o acoso.