Peruano ganó un concurso con un invento para evitar robos de autos en EE.UU.

Se trata de un pequeño vehículo de alta velocidad que puede paralizar un carro en fuga. Dante Barbis ganó entre más de mil participantes

Peruano ganó un concurso con un invento para evitar robos de autos en EE.UU.

Cuando se intenta evitar que una persona se escape en un vehículo robado en Estados Unidos, los policías se ven obligados a recurrir a métodos riesgosos. Los dispositivos que destruyen las llantas son un peligro para los policías que las plantan o los conductores que intentan esquivarlas.

Pero gracias a un ingeniero peruano, una nueva tecnología será puesta a prueba para controlar autos en fuga de una manera sencilla y segura.

Se trata del invento desarrollado por Dante Barbis, un profesional peruano jubilado y de 66 años, que consiste en un vehículo pequeño que puede alcanzar una velocidad de 209 km/h en solo tres segundos. Gracias a esto, el dispositivo es capaz de colocarse debajo de un carro en fuga y desplegar una bolsa de aire capaz de hacer que su víctima se deslice hasta detenerse.

Con su creación, Barbis consiguió ganar un concurso patrocinado por la Fuerza Aérea de Estados Unidos, cuyo principal objetivo era “encontrar una manera viable, sostenible y barata de detener un vehículo en fuga que no está cooperando, sin causar daño permanente al vehículo o dañar a cualquiera de los pasajeros”.

A través de un comunicado oficial de la web de la Casa Blanca, el área de desarrollo tecnológico (‘Air Force Research Laboratory’) dio a conocer el triunfo del peruano, quien se hizo acreedor de un premio de 25 mil dólares a cambio de que el gobierno estadounidense pueda emplear esta tecnología, que fue escogida por unanimidad como la mejor de entre los 1,071 propuestas que concursaron.

“El diseño supera las restricciones prevas de tener que instalar el dispositivo antes. Es casi aplicable universalmente y es muy barato”, se lee en el comunicado, el cual también da a conocer que se ha separado un equipo y un financiamiento para construir y probar un prototipo.

Una vez aprobado, el diseño de Barbis se convertirá en una tecnología capaz de ser implementada por las fuerzas de seguridad estadounidenses.