Prohíben patentar las células madre embrionarias en Europa

Los investigadores europeos se verán muy limitados en el margen legal

Prohíben patentar las células madre embrionarias en Europa

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE), en Luxemburgo, dictaminó que las células madre obtenidas a partir de la destrucción de embriones humanos no se podrán patentar en Europa aunque se utilicen para la investigación científica, por respeto a la dignidad humana.

Según informó la agencia DPA, se trata de una decisión trascendental, pues da la razón a quienes defienden la vida desde sus etapas más primigenias: la fecundación del óvulo.

La primera reacción del mundo científico fue de decepción ante la sentencia, que consideran un ataque a sus trabajos debido a consideraciones éticas y morales.

De acuerdo con el tribunal de Luxemburgo, un óvulo puede ser considerado embrión desde el momento mismo de la fecundación. Pero los jueces van más allá, al afirmar que incluso un óvulo no fertilizado que haya sido manipulado científicamente y, por ello, esté “en disposición de iniciar el proceso de desarrollo de un ser humano”, debe ser considerado como un embrión a todos los efectos de protección legal.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) asegura en la motivación de la sentencia que se debe “excluir toda posibilidad de patentar (el embrión) si ello daña el debido respeto a la dignidad humana”.

La decisión afecta a las patentes de células embrionarias, así como al proceso de su creación. El uso de estas células ha generado un fuerte debate en todo el mundo, pues proceden de embriones que se destruyen.

RESPALDO
Edith Chávez, médica cardióloga de la clínica San Pablo, declaró estar de acuerdo con la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. “Nosotros, como médicos, debemos respetar la vida humana en todos los momentos, desde que se forma el embrión. La finalidad de investigar puede ser buena, pero otra cosa es tener fines comerciales al usar el embrión humano”, dijo.

“Los médicos estamos para defender la vida y la investigación debe apuntar a eso. Pienso que esta decisión es lo mejor que le puede pasar a un científico, cualquiera que sea su área, siempre y cuando defienda la vida en todos los ámbitos. Patentar es entrar en un terreno de comercio e industria. Destruirlo y usarlo (el embrión) como materia prima, no es ético”, afirmó Edith Chávez.

SEPA MÁS
Los jueces estiman posible que se realice una patente para una terapia determinada o el diagnóstico de un embrión.

A partir de ahora, bajo el término embrión humano debe considerarse a todo óvulo fertilizado.