Steve Jobs, el único punto común entre Obama y Romney

Ambos políticos lo mencionaron, durante sus discursos como ejemplo del famoso “sueño americano”

Steve Jobs, el único punto común entre Obama y Romney

El presidente de EE.UU., Barack Obama, cambió a última hora una mención que tenía prevista en su discurso para la compañía tecnológica Google e incluyó en su lugar al fundador de Apple, Steve Jobs, fallecido en octubre de 2011.

Obama no quiso ser menos que su rival Mitt Romney, que también homenajeó a Jobs la semana pasada en su discurso en la convención republicana, y decidió nombrarlo en detrimento de los fundadores del famoso buscador de Internet, Larry Page y Sergey Brin, recogen hoy medios locales.

Según la versión preparada de su discurso ante la convención demócrata en Charlotte (Carolina del Norte), el mandatario iba a señalar que “la niña pequeña a la que una profesora o una beca universitaria ha ofrecido una escapatoria a la pobreza podría convertirse en la fundadora del próximo Google”.

Finalmente decidió cambiarlo por “el próximo Steve Jobs”, consciente de la fuerza de una figura cuya muerte emocionó a millones de personas y lo perfiló como uno de los grandes innovadores del siglo XX.

ROMNEY TAMBIÉN LO MENCIONÓ
Si Obama recurrió a Jobs para defender el impacto de sus políticas educativas, Romney lo hizo para ilustrar sus propias virtudes como empresario.

“Los negocios y la creación de empleo se tratan de arriesgarse, a veces fracasando, a veces lográndolo, pero siempre intentándolo. Se tratan de sueños. A menudo, no acaban como podrías haber imaginado. Steve Jobs fue despedido de Apple. Volvió y cambió el mundo”, señaló Romney en la convención republicana de Tampa (Florida).

*EL DESENCUENTRO
No es la primera vez que Obama homenajea a Jobs en un discurso, pese a que el creador de Apple le dijo una vez, a la cara, que iba “camino de convertirse en un presidente de un solo mandato”, según la biografía del empresario escrita por Walter Isaacson.

En su discurso anual del “Estado de la Unión” en enero pasado, la viuda del emprendedor, Laurene Powell, se sentó al lado de Michelle Obama mientras el mandatario, que tiene un iPad y un portátil Macbook, pedía “apoyar a todos los empresarios que aspiran a convertirse en el próximo Steve Jobs”.

Jobs fue el único punto en común de los discursos de Obama y Romney, que en sus intervenciones más importantes en la carrera a las elecciones presidenciales del próximo 6 de noviembre vieron al creador del iPhone como un ejemplo claro del famoso “sueño americano”.