Universitarias crearon máquina de 30 dólares para separar los componentes de la sangre

“Sally” fue hecha con un utensilio para ensaladas, pedazos de peine, envases de yogurt y una pistola de silicona. Servirá para separar el plasma de los glóbulos rojos y con ella se podrá identificar casos de anemia y otras enfermedades

Universitarias crearon máquina de 30 dólares para separar los componentes de la sangre

Dos estudiantes universitarias estadounidenses crearon con utensilios caseros una máquina centrífuga para separar los componentes de la sangre, la misma que no necesita electricidad, tiene un coste de 30 dólares y será probada en países africanos, y en Ecuador.

“Nuestra máquina la llamamos ‘Sally’ y está hecha con un girador de ensaladas (para secar lechuga), pedazos de peine, contenedores de yogurt, una pistola de goma caliente, lo accionamos presionando un tubo y a los 10 minutos de girar la sangre está separada, en total gastamos 30 dólares”, dijo Lauren Theis, una de las inventoras.

Theis, de 18 años, y Lila Kerr, de 20, que estudian respectivamente ciencias políticas y sociología en la Universidad Rice de Texas diseñaron su máquina como parte de un proyecto de la clase de bioingeniería y salud global.

La idea es que la máquina centrífuga compacta que separa plasma sanguíneo de los glóbulos rojos, vital para diagnosticar anemia y otras enfermedades.

IDEAL PARA LOS PAÍSES CON BAJOS RECURSOS
Los 30 dólares que costó “Sally” contrastan con los 350 a los que se vende una pequeña máquina centrífuga para hematocritos industrial llamada “Zipocrit”.

“La clase para la que inventamos la máquina, que no necesita energía eléctrica y es barata, es parte del programa ‘Más allá de las Fronteras Tradicionales’ con el cual la universidad Rice ofrece propuestas sobre cómo resolver problemas de salud en clínicas y comunidades de muy bajos recursos”, explicó Theis.

“Sally” será probada en los próximos meses en varios países africanos y también en Ecuador, concretamente en clínicas de la Fundación Futuro en Quito, dijo a Efe Yvette Mirabal, directora del programa.