El Vaticano se asocia con firma biotécnica y promueven las células madre adultas

La Santa Sede se opone a la investigación de las células madre embrionarias porque en el proceso se destruyen embriones

El Vaticano se asocia con firma biotécnica y promueven las células madre adultas

El Vaticano ha entrado en una asociación inusual con una pequeña empresa biotecnológica estadounidense para promover el uso de células madre adultas en el tratamiento de enfermedades en vez de las células madre embrionarias.

La oficina de cultura del Vaticano y NeoStem Inc. anunciaron el martes la conferencia de esta semana en la Santa Sede sobre las células madre adultas que congregará a científicos, pacientes, directores de agencias biotecnológicas y cardenales.

La Iglesia católica sostiene que la vida comienza en el momento de la concepción. Como consecuencia, el Vaticano se opone a la investigación de las células madre embrionarias porque en el proceso se destruyen embriones.

La conferencia y asociación con NeoStem, con sede en Nueva York, es parte de la reciente iniciativa del Vaticano de un lustro, a un costo de un millón de dólares, para promover terapias e investigación de las células madre adultas y alejar la atención popular de la investigación embrionaria.

EL VALOR DE LAS CÉLULAS MADRE
Los trasplantes de células madre adultas han pasado a ser una terapia salvadora para pacientes de leucemia y otras enfermedades sanguíneas, y son estudiadas en personas que padecen de esclerosis múltiple, ataques cardíacos y diabetes. Las células embrionarias, más controversiales, podrían ser utilizadas algún día para cultivar tejidos sustitutos para enfermedades como Parkinson o diabetes.

Muchos científicos creen que las células embrionarias son más promisorias que las adultas por ser más flexibles.