Xing y LinkedIn: redes sociales para profesionales

No todo es Facebook. Hay otras opciones que ofrecen una forma fácil y sin mucho costo de conocer gente y obtener oportunidades laborales

Xing y LinkedIn: redes sociales para profesionales

Cuando uno escucha el término ‘social networking’ piensa automáticamente en chatear, compartir fotos o archivos graciosos con amigos o crearse un perfil en una red social. Pero en círculos empresariales, ‘social networking’ significa construirse un entramado de contactos profesionales.

Los miembros de redes como Xing o LinkedIn buscan contactos útiles y oportunidades para avanzar en sus carreras laborales. Así, mientras redes como Facebook preguntan al usuario qué está haciendo en ese momento, Xing les pide que expliquen qué esperan obtener de esa red.

“Xing es enormemente importante para mí”, cuenta el experto alemán en tecnologías de la información Tom Hensel. “La mayoría de los comentarios que obtengo sobre los servicios que ofrezco me llegan a través de esta plataforma”. “*Haces contactos que pueden derivar en futuras cooperaciones*”, cuenta.

PROFESIONALES EN RED
Crear una red de profesionales es el objetivo central tanto de Xing como de LinkedIn. Ambas fueron fundadas en el 2003, Xing originariamente con el nombre de Open BC (Open Business Club). Hoy en día, LinkedIn tiene más de 100 millones de usuarios, mientras que Xing cuenta con 10,8 millones, especialmente en los países germanoparlantes.

Los trabajadores autónomos se benefician especialmente de las redes sociales, donde describen sus cualidades, habilidades y los servicios que ofrecen a la espera de recibir solicitudes y contratos. Pero LinkedIn y Xing también ofrecen oportunidades de “networking” para expertos en sectores específicos. Profesionales con intereses similares en distintas empresas o grupos pueden unir a su red de contactos a otros especialistas y compartir ideas.

LA IDENTIDAD EN INTERNET
Estas redes sirven además de foro para obtener información sobre oportunidades de trabajo. El personal de recursos humanos de las empresas puede gestionar información con cazatalentos, grupos de desempleados o grupos rotativos de trabajadores interesados. “La búsqueda de personal se está anclando en la red”, sostiene Gross-Selbeck.

Y eso significa que nunca ha sido tan importante mantener su identidad profesional online, señala Richard George, portavoz de LinkedIn para Europa. Ahora resulta muy común entre potenciales clientes, socios y empresarios chequear Google para obtener información sobre nuevos contactos.

“Si uno controla su identidad profesional online, se asegura de que encuentren su perfil profesional con información sobre su formación y experiencia, y no las fotos de la fiesta del pasado sábado”, explica George.

COSTO BÁSICO: CERO
Inscribirse con las opciones básicas es gratis en ambos servicios. LinkedIn ofrece tres niveles de membresía, con un precio que oscila entre los 19,95 a los 74,95 dólares por mes. Por su parte, los usuarios de Xing que quieran acceso a búsquedas integrales de todos los perfiles o alertas sobre quién ha leído el suyo necesita una cuota premium de 10 dólares al mes.

El nivel básico es suficiente para crearse una red de contactos profesionales, pero el nivel superior puede ser útil para los usuarios más frecuentes. “Para mí, los costos de una cuenta premium son como la inversión en publicidad”, dice Hensel. “Y comparados con mis gastos, son mínimos.”

La principal diferencia entre LinkedIn y Xing es su grado de internacionalización, mucho mayor en la primera. Además, es importante estar conectado cuando uno viaja, por lo que ambas redes ofrecen aplicaciones para teléfonos celulares iPhone y Android. Eso significa que los usuarios pueden compartir información aún más rápido en conferencias gracias a servicios como un apretón de manos virtual. ¿Ya estás en alguna de estas redes? ¿Cuánto te han servido?