Científicos británicos usan nanotecnología para aplicar genes anticáncer

Los especialistas desarrollaron un tratamiento que transporta genes contra el cáncer a células afectadas por la enfermedad

Un grupo de científicos británicos informó el martes que desarrolló un tratamiento que transporta de manera selectiva genes contra el cáncer a células afectadas por la enfermedad, a través de la nanotecnología. Hasta ahora, la terapia sólo ha sido probada en ratones, pero el objetivo es evaluarla en los seres humanos dentro de dos años. Si funciona en las personas, brindaría un mecanismo altamente preciso para administrar terapia genética para combatir el cáncer. Andreas Schatzlein, de Cancer Research UK, con sede en la Escuela de Farmacia de Londres, dijo que era la primera vez que las nanopartículas habían demostrado llegar a los tumores de esta forma tan selectiva. La nanotecnología consiste en el diseño y la manipulación de partículas más pequeñas que el grosor de un cabello humano y está siendo cada vez más utilizada para desarrollos relacionados con la salud. Schatzlein y sus colegas empaquetaron genes contra el cáncer en partículas muy pequeñas que sólo son tomadas por las células cancerosas, lo que deja intactas a las saludables. Una vez que son tomados, los genes fuerzan a la célula a producir proteínas que pueden eliminar el cáncer. El enfoque sería particularmente útil para las personas con cánceres inoperables debido a la cercanía con órganos vitales, como es el caso de los tumores cerebrales o pulmonares. "Esperamos que esta terapia sea usada para tratar a pacientes con cáncer en ensayos clínicos en un par de años", señaló Schatzlein en un comunicado Los "resultados del estudio":http://info.cancerresearchuk.org/news/archive/pressreleases/2009/march/nano-treatments-target-cancer fueron publicados en la edición en Internet de la revista "Cancer Research":http://www.cancerresearchuk.org/ . La terapia génica o genética es considerada un campo prometedor de la investigación para el tratamiento del cáncer y otras enfermedades, pero conducir a los genes al lugar correcto del cuerpo en el que son necesarios es un desafío importante.


Tags relacionados

MEDICINA

Cáncer

Ciencia