Deshielo del Océano Ártico sería este verano más pronunciado que en el 2007

La capa de hielo ártico seguirá registrando una disminución “extrema, con consecuencias graves para el balance global de calentamiento y radiaciones”

El Océano Ártico sufrirá este verano posiblemente un deshielo aún más pronunciado que en el 2007, año calificado hasta ahora de récord, según un estudio del Instituto Alfred Wegener de Ciencias Polares y Oceánicas de Bremerhaven (norte de Alemania). "Hemos calculado para el pronóstico de este año que hay más de un 28% de probabilidades de que la capa de hielo en la parte nórdica del Océano Ártico sea a finales del verano más delgada que en el 2007, el año en que se midió la hasta ahora mínima densidad", señaló Rürdiger Gerdes al presentar el estudio. Gerdes reconoció, no obstante, que teniendo en cuenta que el periodo de deshielo acaba de comenzar el coeficiente de inseguridad es muy elevado. Los científicos del "KlimaCampus" de la Universidad de Hamburgo son algo más optimistas en sus cálculos. "Nosotros calculamos en un 7%, con tendencia al alza, la probabilidad de superar el récord negativo de 2007", dijo Lars Kaleschke, de la citada universidad, durante la presentación conjunta del estudio. Ambos institutos coinciden en prever que la capa de hielo ártico seguirá registrando una disminución "extrema, con consecuencias graves para el balance global de calentamiento y radiaciones". Si bien los responsables de ambos institutos reconocen que todavía es imposible hacer un pronóstico exacto para los veranos de años posteriores, parten de la base de que la capa de hielo seguirá mermando en los estíos durante las próximas décadas.