EE.UU. propone nuevas reglas a la investigación con células madre

Los científicos que deseen recibir fondos del Gobierno federal solo podrán trabajar con embriones desechados en las clínicas de fertilidad

El Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (NIH, por su sigla en inglés) propuso hoy nuevas reglas que suavizan, pero no eliminan, los límites a la financiación gubernamental de la investigación de las células madre en el país. Las reglas, que ahora quedan sometidas a consultas del público hasta julio antes de la formulación definitiva, limitan la financiación federal a los embriones desechados en las clínicas de fertilidad, y prohíben esa financiación para embriones clonados o creados por otros métodos. Los científicos, que confían en que esas células servirán para reparar daños causados por enfermedades como la diabetes o el Mal de Alzheimer, sostenían hace años que las más aptas para tratamientos eran las obtenidas de embriones humanos. *PRECISIONES* Las reglas propuestas por el NIH indican que los científicos que deseen recibir fondos del Gobierno federal deben usar células madre obtenidas de los embriones que de otra forma serán destruidos en las clínicas de fertilidad. Asimismo, restringen la financiación del trabajo con células que se obtengan mediante ciertos métodos experimentales, como la partenogénesis, y una técnica de clonación denominada transferencia nuclear somática. Prohíben además la financiación federal de la investigación con embriones creados específicamente para la experimentación.