Informe confirma problemas para los futuros transbordadores de la NASA

La agencia espacial se encuentra en dificultades financieras que le han obligado a reducir proyectos y disminuir personal científico y técnico

*Washington* (EFE).- La Oficina de Supervisión del Gobierno de Estados Unidos (GAO) confirmó hoy que la suerte de las futuras misiones de la "NASA":http://www.nasa.gov/ está en peligro debido a dificultades económicas. Esas misiones que apuntan primero a la luna y después a otros planetas estarán a cargo del programa "Constellation" que deberá, según está previsto, sustituir a los actuales transbordadores con naves más grandes y de mayor capacidad y potencia. En el desarrollo del programa iniciado hace cuatro años se han gastado ya más de 8.000 millones de dólares y será practicable solo si se le asignan más fondos, indicó el informe. Pero en estos momentos la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) se encuentra en dificultades financieras que le han obligado a reducir proyectos y, en algunos casos, a disminuir su personal científico y técnico. Según el programa para el proyecto Constellation, los actuales transbordadores serán retirados el próximo año tras más de dos décadas de operaciones y serán sustituidos por las naves Orion del programa "Constellation" a partir de 2015. Esas naves serán las que lleven una vez más al Hombre a la Luna a partir del 2020 y serán también el vehículo principal de misiones tripuladas a otros planetas en las décadas siguientes. Durante los cinco años en que la NASA carecerá de naves espaciales tripuladas, las misiones de equipamiento, avituallamiento y reparación de la Estación Espacial Internacional (EEI) serán llevadas a cabo por los rusos. La GAO, que funciona para el Congreso de EE.UU. de forma independiente, emitió un informe que sólo con su título desveló su contenido: "NASA: el costo y el programa de Constellation serán inciertos hasta que se determine una base económica sensata". El documento indicó que las vicisitudes de la NASA y su programa "Constellation" no solo son de carácter económico sino también técnico y están estrechamente vinculadas. Añadió que el plan de financiamiento del programa fue mal concebido y "corre el riesgo" de sufrir problemas de recursos hasta 2012, lo que significaría que no se podrían completar los planes de la forma prevista. Además de una estimación realista de los costos y fondos suficientes y oportunos, el programa necesita tecnologías maduras y una buena estrategia de adquisición de equipos, señaló. Finalmente, manifestó que los "importantes" desafíos técnicos y de diseño de la cápsula Orion y el cohete propulsor Ares I son obstáculos considerables que tendrán que superarse para cumplir los requisitos de seguridad.