Entre Apple y Kal-El: los nombres más originales de los hijos de famosos

Natalia Oreiro acaba de tener a su primer hijo: Merlín Atahualpa. Conoce aquí a las estrellas que mostraron su creatividad a través de sus inocentes pequeñines

Entre Apple y Kal-El: los nombres más originales de los hijos de famosos

MARÍA PÍA BARRIENTOS @pia_barrientos
Redacción Online

Hace unos días nació el primer hijo de la bella Natalia Oreiro. ¿Ya saben cómo se llama el pequeñín? Pues nada más y nada menos que Merlín Atahualpa, sin duda una singular etiqueta para poner un pie en este tantas veces extraño planeta. Pero la cuestión es que la actriz no ha sido la primera estrella (y seguro tampoco será la última) que ha bautizado de forma peculiar a su retoño. Revisemos aquí los más originales, inventivos y hasta absurdos nombres de los hijos de los famosos.

NOMBRES CON SENTIDO
Algunos buscan palabras trascendentes para designar a los suyos y los reyes definitivos de esta categoría son Angelina Jolie y Brad Pitt. Este binomio de impacto además ha tenido múltiples oportunidades para poner en práctica sus habilidades en estas lides. Pues la cosa va así. El primer hijo adoptado por la actriz se llama Maddox, palabra proveniente del idioma Jemer que significa ‘hijo del señor’. Luego tenemos a Zahara Marley, quien nació en Etiopía. Tiempo después llegó la primera hija natural de la pareja: Shiloh Nouvel, quien debe su nombre al hebreo “paz” y al francés “nuevo”. El próximo en sumarse al clan estelar fue el vietnamita Truong Quang Sang, rebautizado como Pax Thien, palabras en vietnamita que significan paz y cielo. Finalmente, en 2008, llegaron los mellizos de los Jolie-Pitt: Vivienne Marcheline y Knox León.

Luego tenemos a los actores que deciden que sus hijos reciban un hombre poderoso y en español. Por ejemplo, la primera hija de Jessica Alba se llama Honor Marie Warren, mientras que la niña de la modelo brasileña Camila Alves y el actor Matthew McConaughey se llama Vida.

También tenemos a la engreidísima Suri Cruise. Pero tranquilos, su nombre no es una oda a un comestible gusano, en cambio proviene de la palabra hebrea princesa.

Finalmente, en este grupo encontramos a la bellísima niña de Halle Berry, Nahla (bebida de agua en árabe) Ariela (león de Dios en hebreo). Además estos dos nombres están relacionados a dos películas de Disney. Nala es la pareja del aguerrido Simba en “El Rey León” y Ariel es la Sirenita a la que no le importó dejar a su viudo padre y a toda su familia para conquistar a un principesco galán.

LOS MÁS ORIGINALES
Les podemos decir de todo, menos aburridos o predecibles. Este es el caso de Gwyneth Paltrow y Chris Martin, a quienes no se les ocurrió mejor idea que ponerle a su primera hija nombre de fruta. Y puede ser que la pequeña sea redondita, roja y deliciosa, pero no por eso merece ser llamada Apple, es decir manzana.

El segundo hijo de Matthew McConaughey se salvó por poco. Y es que su padre estuvo a punto de ponerle Bud, nada más y nada menos que en honor a su cerveza favorita, ‘Budweisser’. Finalmente el niño fue llamado Levi, que aunque suene ligeramente como una marca de jeans, realmente es otra manera de decir Mateo en la Biblia.

Además, aquí tenemos también un aporte nacional. Las hijas de Sergio Galliani se llaman Aldualc (Claudia al revés) y Airam (María al revés). Definitivamente una forma original de usar algunos de los nombres más comunes.

Aquí también podemos incluir a dos pequeñas cuyos nombres, según la prensa internacional, suenan a marca de detergente: Ivy Blue Carter (la hija de Beyoncé y Jay-Z) y Sunday Rose (hija de Nicole Kidman).

LOS EXTREMISTAS
¿Es válido que un padre quiera hacer gala de toda su creatividad a través de su inocente retoño? Pues eso tal vez deberían preguntárselo a estos atrevidos.

Por ejemplo, tenemos a Gwen Stefani, a quien no se le ocurrió mejor idea que ponerle a su pequeñita Zuma Nesta Rock. Sin embargo, alguien fue más allá. El hijo de Jason Lee, protagonista de la serie “Me llamo Earl”, se llama Pilot Inspektor.

Nicolas Cage también se suma a esta lista explosiva. El actor le mostró al mundo su devoción por los cómics poniéndole a su hijo Kal-El, el verdadero nombre del buen Superman.

Aquí también tenemos a Bronx Mowgli, hijo de los cantantes Ashlee Simpson y Pete Wentz, y a Bluebell Madonna, la engreída de la ex Spice Girl Geri Halliwell.

Finalmente, y para cerrar con broche de oro esta lista, tenemos al más egocéntrico de todos, Michael Jackson, a quien no se le ocurrió mejor idea que ponerle su nombre a todos sus hijos. Así tenemos a Prince Michael Joseph Jackson, a Paris Michael Katherine Jackson y a Prince Michael II Jackson, también llamado Blankett.

¿Será que, en algunos casos, el servicio de inscripciones debería tener una que otra regla para encausar así la ‘creatividad’ de los famosos?