La ex de Paul McCartney fue acusada de discriminación

Heather Mills convirtió la vida de sus empleados en un infierno y se volvió insoportable especialmente después de su separación, contó ante tribunal ex niñera

La ex de Paul McCartney fue acusada de discriminación

Heather Mills, la ex mujer de Paul McCartney, deberá responder ante un tribunal por presunto maltrato a sus empleados.

Una ex niñera de 25 años acusó a Mills, de 42 años, entre otras cosas por discriminación de género y exige una indemnización. Ante un tribunal en Ashford en el condado inglés Kent, afirmó que Mills cambió las condiciones del contrato cuando terminó su licencia por maternidad. Además, dijo que la echaron por motivos injustos.

REVELA INFIERNO
La niñera contó que Mills convirtió la vida de sus empleados en un infierno y que se volvió insoportable especialmente después de su separación de McCartney. Al parecer, le pedía constantemente que hiciera horas extra sin pagárselas y la obligó a contarle a un equipo de filmación solo cosas buenas sobre su familia.

“No fui la única que se sentía así en esa época. Solo que nadie se anima a decir nada”, dijo la joven mujer ante el tribunal. Recibía 260 libras (290 euros o 390 dólares) por semana para cuidar a la hija de Mills y McCartney, Beatrice.

¿QUÉ DICE MILLS?
Por su parte, Mills negó las acusaciones con lágrimas en los ojos. Siguió la audiencia con algunos amigos en el tribunal.

Cuando le tocó declarar, se puso a llorar. Según dijo, la joven niñera había sido para ellos como una hija y una buena amiga. Agregó que también sus otros empleados, como su personal trainer, la trataron siempre amablemente.

“No fui muy exigente, ese fue siempre mi problema”, explicó. “Mientras hiciera bien su trabajo, no le decía nada”. Según confesó, está segura de que, con su demanda, la niñera no busca más que hacer dinero.


Tags relacionados

Discriminación

Heather Mills