Libro que cuestiona sexualidad de Oprah Winfrey genera polémica en EE.UU.

Una biografía no autorizada escrita por Kitty Kelley afirma que la conductora de TV sería lesbiana y su padre biológico no sería el que ella reconoce como tal

Libro que cuestiona sexualidad de Oprah Winfrey genera polémica en EE.UU.

El poder de Oprah Winfrey parece infinito. Es una de las personalidades más reconocidas de la televisión estadounidense y su influencia resulta bastante amplia en buena parte del pueblo en general. Su apoyo a la candidatura de Barack Obama, por ejemplo. “Quería que fuera elegido y creo que lo he conseguido”, señaló la conductora, en una frase que resume el poder que tiene o que cree tener.

El poder de la mujer tiene que ver con haberse forjado la figura de una persona que sufrió una infancia muy dura, en medio del racismo y de las carencias económicas más evidentes. Cucarachas como mascotas o querer ser rubia, como Shirley Temple, para tener un mejor trato, son algunos de los episodios que Winfrey ha confesado y que han creado la imagen de persona que sale de todo eso para ser uno de los personajes más influyentes de la actualidad.

Quizá por eso la biografía no autorizada que ha escrito Kitty Kelley sobre Oprah esté generando tanta controversia. Publicado el 13 de abril, el libro busca mostrarnos un lado más bien oculto de la conductora, pone en cuestión muchas de las revelaciones que ella misma hace para mantener su imagen.

Según el diario español “El País”, los detalles más escabrosos de la biografía quizá tengan que ver con la revelación de que Vernon Winfrey, a quien Oprah reconoce como su padre biológico, no lo sería en realidad. La autora afirma tener el nombre del individuo, pero no lo piensa revelar porque considera que la única que debe darle esa información a la conductora es su madre y nadie más. La misma Winfrey ha ironizado un poco sobre el tema: “Cada día me salen nuevos padres”, dijo.

SERÍA LESBIANA
Otro tema de polémica es la supuesta homosexualidad de la conductora, pese a que tiene una relación de mucho tiempo con Stedman Graham, quien fue guardia de seguridad en los estudios en los que trabajaba. Pero el libro da a entender un supuesto amorío entre Winfrey y su íntima amiga Gayle King, quien trabaja en la dirección de “O”, la revista de Oprah.

Algunos familiares de la artista, además, han salido a afirmar que la miseria en la que dice haber vivido la mujer no es tan cierta. Katharine Carr Esters, su prima, es una de ellas.

Aunque también existe cierta polémica sobre los métodos de Kelley, quien ha escrito biografías no autorizadas sobre Frank Sinatra, Nancy Reagan, la familia real británica o los Bush. Muchos cuestionan que el trabajo periodístico de la escritora no es del todo riguroso, y que hace pasar rumores por verdades.

Lo cierto es que el libro seguramente permitirá echar nuevas luces sobre una personalidad tan compleja e importante como la de Oprah.