Las 10 frases más pegajosas de la televisión peruana (parte III)

Los aportes televisivos a nuestra habla (in)culta no quedaron en los anteriores ránking. A pedido del público, la tercera (y última) entrega de esta amena lista

Las 10 frases más pegajosas de la televisión peruana (parte III)

Por Daniel Meza M.

Quedó demostrado que las anteriores colecciones (De la TV a la Lengua I y II) no han sido suficientes para recopilar todos los dichos aglutinados al vocabulario común gracias a la pegada (insólita) de la TV peruana. Ante la entusiasta demanda de nuestros lectores, añadimos 10 frases más que quedaron en el tintero y que, obviamente, no pueden faltar en nuestro espontáneo glosario televisivo:

1. También viene – Iván Márquez: Cómo no recordar el vozarrón con el que este buen locutor de “24 Horas” narraba titulares y mandaba a tandas comerciales en la década de los noventa. Era casi un susurro de ultratumba, un ronquido algo frenético, un eco que hasta ahora resuena en los oídos de los que en ese tiempo éramos muy jóvenes. ‘También viene’ podía ser tranquilamente parte de un cuento de terror. Un poquito de agua a esa garganta no venía mal, don Iván. Si bien pocos recuerdan el rostro del ex conductor de ‘El Panamericano’, todos reconocen su voz cuando el “taaaammmbiénn..” suena por la tele.

2. Eso es lo que le gusta a la gente – Pocho Rospigliosi: Criollísimo aforismo de ‘Pocho’ para justificar sus ocurrencias de su “Gigante deportivo” ochentero. La lanzaba cada que se le antojaba mostrar los souvenirs que adquiría de alguno de sus viajes, cuando mandaba el tape de goles y más goles, o cuando ponía en apuros a sus invitados preguntándoles sobre temas extradeportivos: “Es lo que le gusta a la gente”, objetaba el colosal periodista para forzar respuestas. Una frase que se volvió filosofía de la tele actual. Es tan amplia –la frase– que ya nadie sabe a ciencia cierta qué es lo que le gusta a la gente. A ustedes, ¿qué les gusta?

3. Lo dejo ahí – Jaime Bayly: Con esta dictamen ‘El niño terrible’ en su más pura esencia evitaba poner en problemas a sus invitados (las estrellas del momento) con sus siempre impertinentes preguntas, mientras conducía “Qué hay de nuevo” en Panamericana, entre 1991 y 1992. “Lo dejo ahí” era el salvavidas que Bayly lanzaba su víctima cada vez que la sentía morir. Claro que Beto Ortiz y Lourdes Flores no conocieron aquella faceta piadosa del reciente ‘Francotirador’. A su estilo, lo dejamos ahí.

4. Oído a la música – El Veco: Con esta introducción, Don Emilio Laferranderie mandaba a callar a todo el mundo para anunciar una de sus grandes ‘pepas’: un traspaso, una renuncia, una crisis. Algo importante estaba ocurriendo y El Veco lo diría. Con su típico acento, el Veco marcó un estilo del narrador deportivo en la pantalla chica peruana. El periodismo y el Perú recuerdan sus frases, aunque su música ya no suene.

5. Primicia, chocherita – Lalo Archimbaud: Es la versión blanquiazul de “Oído a la música” de Archimbaud, la misma que no deja de provocarnos sonrisas (y a los que somos hinchas de Alianza, algo de camote) en cada evocación. Con esta máxima, el jefe de prensa del club íntimo daba sus ‘calientitas’ (a veces un toque desfasadas) del balompié nacional. En Matute, todavía se pueden escuchar sus “Lindas tardes, lindas noches”. La primicia sería que Alianza juegue bien y clasifique a la Libertadores del 2010 de una vez.

6. Pa la yenti’ – César Ritter en “Mil oficios” : Gracioso código que usaban los adolescentes ‘freaks’ Lalo y Memo, figuras de la primera gran serie de Efraín Aguilar (que protagonizaba Chuiman a inicios del 2000). El flaco ‘Lalo’ y su inseparable amigo exclamaban su frase cuando planeaban alguna locura, tenían éxito con las chicas o simplemente cuando todo iba bien. Si bien nadie supo qué querían decir exactamente, la frase quedó y fue repetida por la ‘chibolada’ fanática de la serie.

7. Que empiece la juerga – Julián Legaspi en “Calígula”: Era la frase que pintaba íntegra la temple de ‘Calígula’ (misterioso joven asesinado en el 92) en la serie noventera de Luis Llosa. Legaspi se quedó por varios años identificado con el papel del forajido de chaqueta de cuero (drogadicto, mujeriego y aficionado a las motos) y su figura, así como su frase, fueron admiradas por los chicos de entonces. Pero…si así comenzaba la fiesta, ¿entonces cómo diablos terminaba?

8. La ‘U’ es la ‘U’ – José Luis ‘Puma’ Carranza: Esforzada construcción gramatical del ídolo crema que ha generado tantas risotadas como repeticiones. Le pedían al gran ‘Puma’ explicar un buen resultado y el ‘Puma’ decía: “La ‘U’ es la ‘U’”. Le inquirían sobre las pifias de la hinchada; y sostenía: “La ‘U’ es la ‘U’”. Le solicitaban explicar porqué le sacaban roja y contestaba “porque la ‘U’ es la ‘U’”, dejando en esta frase llena de arte en el imaginario popular. No cabe duda que el ‘Puma’ es el ‘Puma’ y que así lo queremos.

9. Aquí no pasa nada – Humberto Martínez Morosini: Primer tiempo, minuto 30, el marcador en cero y ni el equipo A ni el B se asoman a los arcos rivales. No hay jugadas de gol, ni ganas de buscarlo. Era el momento clave para que el inmortal comentarista deportivo sentenciara, con voz grave y crítica: “aquí-no-pasa-nada”. Claro está que en un partido de equipos peruanos de ahora, se cansaría de decirlo. Don Humberto también dejó para el diccionario de futboleros “el rincón de las ánimas” (el arco) y “salió a cazar mariposas”, cuando el arquero, ante un centro, salía en falso por el balón. Ahhhh, aquellos tiempos de buen fútbol, cuando ganábamos seguido e íbamos a los mundiales.

10. Que pase… (el desgraciado) – Laura Bozzo: De este histérica e inconfundible manera la ‘señorita Laura’ hacía ingresar al set de su ‘talk show’ a sus panelistas (con temas tipo “Mi marido me explota y me engaña con tres”). Lo curioso es que apenas entraba, ‘el maldito’ o ‘el desgraciado’ era víctima de los golpes y sopapos de la mujer, de la otra mujer y hasta de la misma Laura, que no podía con su genio. Típica frase de popular ‘tía Manson’, y muy repetida, por cierto.

BONUS TRACK
11. Tócame, que soy realidad – Reimond Manco: Desubicadísima ocurrencia atribuida al delantero del Aurich por la joven modelo Shirley Arica en el programa “Magaly TeVe”. “Tócame que soy realidad” resultó ser algo así como la nueva versión del ‘clic’ de Tula gracias a las burlas de la ‘Urraca’ y su esparcimiento por la prensa rosa (y su siempre pícaro estilo). Eso sí, ahora a todos nos consta que ‘Rei’ es ‘de veritas’.

¿Con qué frase se queda de esta última lista? ¿Dará para hacer parte cuatro?