Las 10 madres más recordadas de la televisión

Desde las estereotipadas “Caroline Ingalls” y “Vilma Picapiedra” hasta las bizarras “Marge Simpson” y “Morticia Addams”, pasando también por la “Mamá de Marco”. Escoge a tu favorita

Las 10 madres más recordadas de la televisión

Están las cariñosas y sobreprotectoras, pero también las liberales e independientes. Las hay preocupadas como idas; listas como intelectuales, eternas como ausentes y todas tan reales como para ser llevadas a la ficción. A lo largo de los años, varias han sido las madres que han pasado por las pantallas y que nos han hecho reír y decir: “esa se parece a la mía”. A manera de homenaje (algo despreocupado, claro está) aquí recordamos a las 10 más emblemáticas.

MARGE SIMPSON
Su verticalmente alargada cabellera azul es tan característica como su paciencia con Bart, Lisa, Maggie y Homero, probablemente más hijo que esposo. Es tradicional en sus funciones y maneras, pero también irreverente y contestataria. Marge Simpson es la madre con toques de humor y a la que recordamos por eso, por hacernos reír hasta sin querer hacerlo.

DOÑA FLORINDA
El mundo entero parece odiarla. Los niños le tienen miedo, los vecinos no la pasan ni con dos litros de agua. Don Ramón la expulsaría de la vecindad y con justificación. Doña Florinda destila mala onda, pero cuando se trata de “Kiko”, su único hijo, hay que ver cómo es toda virtud. Contradictoria como pocas, esta madre también es de las más presentes en nuestra memoria.

PEGGY BUNDY
Nacida para el hedonismo, esta pelirroja entrada en los cuarenta podría pasarse los días y las noches frente al televisor, comprando con la tarjeta del bobo Al e inventado chismes de los vecinos. De no ser porque merodean frente a la pantalla dos niños igualmente desaventajados en raciocinio, probablemente no nos daríamos cuenta de que ella también es una madre. O quizá sí, cuando los chicos andan con conflictos internos, Peggy sorprende con esas actitudes propias del llamado “instinto maternal”. Por única y estrafalaria, ella también está aquí.

EVELYN HARPER
Un personaje como “Charlie Harper”, tan Charlie Sheen que hasta ya cuesta separarlos, tenía que ser de una familia peculiar. Evelyn, la matrona de ese núcleo, es pues una verdadera joyita. Protagonista de orgías épicas en su juventud y tan promiscua como su hijo, se deshace en su peculiar amor frente a “Charlie” y “Jake”. Divertida y moderna igual a encantadora.

CAROLINE INGALLS
Cariñosa, dedicada, laboriosa e íntegra. Probablemente sea la madre más idealizada y estereotipada de la televisión, pero también protagonista de escenas memorables por su poder emotivo. Caroline Ingalls fue quizá la madre que todos querían tener y a la que todas aspiraban a ser. Aunque los parámetros han cambiado radicalmente ahora, ella sigue siendo especial en nuestros recuerdos.

VILMA PICAPIEDRA
Ser de la Edad de Piedra la hace per se una madre a la antigua. De esas que se pasan las mañanas trabajando para el esposo y los hijos. Pero Vilma Picapiedra nunca ha sido tonta ni lo será, aunque la serie animada que le dio vida ya no exista. Cuando quiere, sabe cómo voltear el juego a su favor y todo siempre sin descuidar a Pebbles.

LA MAMÁ DE MARCO
La más conocida de todas y la que, sin embargo, no evoca ningún rostro a nuestra mente. Desde Italia hasta Argentina, tan indefenso como osado, zarpa Marco a la búsqueda de la mujer que se fue en la crisis para conseguir dinero en la lejanía. Puede que no la lleguemos a conocer hasta el último capítulo de la serie, pero vaya que si un hijo hace eso por una madre, es porque se trata de una de las buenas.

ENDORA
Para Darrin Stephens, Endora debe ser una bruja en la peor de las acepciones de la palabra. Lo llama por cualquier nombre menos el suyo, le hace conjuros extraños y maledicentes, busca las formas de alejarlo de su hija, pero, en cierta forma, lo hace con encanto buena onda. Endora solo quiere lo mejor para su rubia “Hechizada” y la pequeña Tabita. Y, ya saben, para una madre no hay hombre bueno para su niña.

MORTICIA
En la casa de los Addams todos aparentan ser de terror. Son pálidos como la muerte y se visten emulando a la noche más oscura. Pero, cuando entras a esa mansión llena de telarañas y seres raros, todos resultan ser bonachones y humanos (en el buen sentido de la palabra). La más noble de ellas quizá sea Morticia. ¿Rígida de tanta emotividad? Una madre a blanco y negro que no dejamos ir.

DOÑA NELLY
Por estos días es quizá la más popular de la televisión peruana. Es una madre a la provinciana. La que prefiere al hijo hombre, pero también a la menor de todo su rebaño, la buscaparejas, la interesada pero siempre en beneficio de los suyos. Sus arranques de ira más recordados han sido para proteger la unidad de la gran familia. Divertida a más no poder, no podía quedar fuera del listado.