Adolfo Aguilar: "En 'El último pasajero' se respeta al público"

El conductor reconoció que los cambios que se han dado en el espacio que conduce responde a una estrategia para enfrentar a la dura competencia

Adolfo Aguilar inició ayer una nueva etapa de El último pasajero. El conductor de TV espera que los cambios que se han dado sumen puntos al ráting, el mismo que descendió considerablemente tras la salida de Canta si puedes.

“Los cambios son parte de una cosa planificada, pero también radica en lo que está pasando en el momento (la dura competencia). Yo hago mi trabajo, que es conducir, no veo el área de producción. El equipo de producción es el que ha visto el momento indicado para hacer los cambios y yo confío ciegamente en ellos”, comentó Aguilar en conversación con elcomercio.pe.

Aclaró que esta nueva etapa del ‘reality’ de Frecuencia Latina, no forma parte de una temporada. “Es el inicio de la primera y única temporada hasta el momento. Lo que hemos hecho es una profunda reestructuración. Se han puesto nuevos juegos, ahora los frenos parecen juegos y los juegos parecen frenos. Habrá también nuevos retos que van a durar cinco minutos o una hora, posiblemente dos, tres, quince o veinte. Vamos a salir a la calle”, remarcó.

¿Aceptarías conducir un programa como “Canta si puedes”?
No estoy hablando directamente de ese programa, pero si alguien me propone un formato bueno y estoy libre y me interesa lo voy a hacer. Yo trabajo por proyecto, dejé de trabajar cinco años hasta que llegó “El último pasajero”.

Hay quienes aseguran que en “Canta si puedes” se le falta el respeto al público. ¿Crees eso?
Voy a separar tu pregunta con el programa. Creo que nosotros los limeños tenemos un grave problema, no tenemos respeto por el prójimo, por lo que hace tu vecino y cuando pedimos un poco de respeto nos molestamos y sentimos que nos están invadiendo. Todos somos exactamente iguales. En el caso de “El último pasajero”, creo que hay un respeto y se plantea desde que llega. A pesar de que están compitiendo todos los escolares se llevan bien.