Adolfo Chuiman se confiesa: "No sé pelar ni una papa”

El mayordomo más famoso del Perú dice que no sabe cocinar pero disfruta mucho de un buen tiradito y de un sabroso chaufa

MARTÍN ACOSTA GONZÁLEZ
Redacción Online

Envuelto en su traje de mayordomo, Adolfo Chuiman es un magnífico cocinero, “un chef gourmet que cocina como los dioses”. Pero fuera de los sets de grabación y sentado en la mesa de su cocina, el actor confiesa que “no sabe pelar ni una papa” y que sus conocimientos culinarios son solo teóricos.

Chuiman se describe como un comensal de buen paladar aunque no muy exigente. “Conozco de comidas pero no soy un experto en estos temas. Si tengo hambre como lo que me sirven en casa. Además, mi esposa cocina muy bien, tiene una sazón muy buena de la cual no me puedo quejar”, comentó el popular ‘Peter Mackey’ a elcomercio.pe.

Dice que sus platos preferidos son los hechos a base de pescado, aunque el chifa ocupa un lugar importante en su “corazón y su paladar”. “Me encanta el tiradito de pejerrey, un pescado a la plancha y una corvina a lo macho. En los chifas me agrada todo”, dijo.

Adolfo recuerda que su madre, una extraordinaria cocinera, preparaba un menestrón con categoría de manjar y digno de repetir mil veces. Los frejoles y el seco también lo trasladan a una “época sagrada”.

“Yo no aprendí a cocinar, aunque recuerdo que de joven, con mis hermanos preparamos un lomo saltado que bautizamos como ‘lomo loco’. Le echábamos carne, pollo, cebolla, tomate, cerveza y hasta pisco. Es decir le metíamos de todo, y, para qué, salía buenazo”, recuerda.

Para interpretar su papel en “Al fondo hay sitio”, Chuiman cuenta que estudió con Frieda Holler y ahí conoció “todo lo que tenía que saber sobre etiqueta y comida gourmet”. “Llevé cinco clases que me sirvieron para convertirme en un verdadero mayordomo. En la vida real me gustaría tener esa habilidad, aunque tampoco soy un fanático de la cocina”.

Finalmente, el experimentado actor dijo que antes que un pisco sour o un chilcano prefiere una cerveza o un buen ron. Además, confesó que no es muy dulcero, aunque de vez en cuando se da un buen gusto.

SUS RECOMEDADOS
Adolfo Chuiman dice que dos lugares son sus preferidos para comer cebiche:
Restaurante El Rubio: Prolongación Lima 1169, Urbanización Pando – San Miguel
Cebichería El Buzo: Av. Caminos del Inca 1503, Las Gardenias – Surco