Aldo Mariátegui: "Uno llega a tener piel de chancho"

Aclamado por unos y vilipendiado por otros, el director de “Correo” habla de su incursión en la TV abierta. Está satisfecho con su desempeño en “A primera hora”

Aldo Mariátegui: "Uno llega a tener piel de chancho"
*Por: Alicia Torres* Motivado por la idea de saber si sirve para la televisión, Aldo Mariátegui aceptó la oferta latina de convertirse en conductor. Desde el 6 de junio, él es parte, junto con Mónica Delta, del informativo matutino “A primera hora”. Sin referentes personales que seguir en la pantalla chica, esto es para él “como “ni calco ni copia, es una creación heroica””, parafraseando a su abuelo, José Carlos Mariátegui, el Amauta. *¿Cómo evalúa su participación en “A primera hora”?* Estamos trabajando duro, estamos empujando el tema porque tenemos una buena competencia que estimula mucho, que es la de Federico (Salazar) y Verónica (Linares), ellos son los reyes de la mañana. Nosotros estamos tratando de construir una alternativa. *La estructura de “A primera hora” no difiere mucho de lo que muestra la competencia, ¿cuál es el plus de su programa?* Discrepo. La idea es dar opinión dentro del programa. La locución descansa más en Mónica (Delta) y yo hago los comentarios de apoyo en las entrevistas. Los roles se han dividido así. No me siento atropellado por ella, al contrario, empezamos a sintonizar. *¿Cuán difícil ha sido para usted el manejo de cámaras? La actriz Teresa Ralli lo entrenó...* Fue un placer trabajar con Teresa. Ella es una profesional de primera. Yo estaba un poco oxidado, hice TV hace bastante tiempo y en el cable no hay estas demandas. Hubo una preparación de postura, de locución y de ejercicios, por cerca de un mes y pico. *Como director de un diario, en su columna opina de todo. ¿En la TV podrá hacer lo mismo?* Si me han traído, me conocen. La misma libertad que me otorgan en “Correo” la tengo aquí con Baruch Ivcher, si no, no podría trabajar. *Se lo critica que esté pegado a la derecha, le dicen fascista, racista…* Es ignorancia. Si esa gente conociera un poco más de ciencias políticas, no me lo diría. Ese es un patrón de política militarista muy agresivo que yo no sigo. Si me preguntan quiénes son mis ídolos políticos yo digo: Margaret Thatcher y Bill Clinton. Me da risa, es una caricatura que hacen de mí. *Pero aquí (en el Perú) se asocian esos términos a alguien de la ultraderecha…* Soy un liberal típico: ortodoxo en materia fiscal, estricto en materia de orden público y muy abierto en materia de obras sociales. Soy el único director, y lo he escrito en mi columna, que está a favor de la boda entre homosexuales, de la legalización de las drogas y doy una serie de mensajes que no tienen nada que ver con ser fascista. *Levantó revuelo con la portada de Hilaria Supa y por sus comentarios contra Magaly Solier. ¿Cree que ese tipo de cosas las podrá hacer en la TV?* Tengo plena libertad. Lo que pasa es que yo no me amarro al pensamiento políticamente correcto. Me parece una limitación, que está en el debate en el Perú, que si no actúas de determinada manera eres un monstruo, un fascista. Sigo pensando que alguien, para ser congresista, debe tener un mejor nivel académico. *¿Publicaría nuevamente esa portada?* Sí, porque se hizo bien. Lo que pasa es que la gente no lee. Yo puse en el editorial que el tema era puramente académico y que no teníamos nada con el tema racial, que no la menospreciábamos, pero se armó el laberinto porque siempre se caricaturiza. Y con Magaly Solier, no me gustó “La teta asustada”. ¡Por amor de Dios! Tengo el derecho de decir que no me gustó la película. *Pero le dijo lesbiana…* No, especulé. Magaly dijo cosas muy fuertes de los hombres que no ha repetido; yo solamente especulé sobre el porqué ella tenía esta actitud. No tengo nada en contra de las lesbianas. *En el programa está acompañado por un personaje ligado al fujimorismo.* Podría decir, con un criterio tan duro, que Federico Salazar estuvo ligado al fujimorismo, que Rosa María Palacios también. Me parece que hay una especie de obsesión. Mónica no hizo nada ilegal, nada inmoral. *Hay blogs de gente agrupada en su contra, ¿los lee?* Me parece simpático que se estén ocupando de uno. Y no me afecta lo que dicen porque uno llega a tener piel de chancho en esta profesión. Algunas cosas me parecen disparates, otras críticas pertinentes. No es un tema que me irrite. *Pero le incomodó el sondeo web de nuestro Diario (poco favorable a su debut televisivo).* Pensé que no estaba equilibrado, pensé que había mala leche, por eso contesté. Porque entré al blog y el tema (lectores a favor y en contra de su aparición televisiva) era más o menos mitad y mitad y lo que se publicó fue un 80 a 20. *El productor de su programa no está sorprendido con las críticas negativas, pues incluso han llegado al Canal 2. ¿Las contestará con la misma pasión con la que le respondió a El Comercio?* No. Respondí porque me pareció que había mala leche y que era una especie de demolición hacia mi persona. *Habló de un complot.* No, no veo un complot. Ahora estamos conversando y todo, creo que hubo un malentendido, pasión por ambos lados, pero prefiero fumar la pipa de la paz. Creo que me excedí con el término que utilicé para calificar a la periodista que firmó el artículo y le ofrezco mil disculpas.