Barzotti sobre su nuevo programa: "No haré daño a nadie, me voy a divertir"

Desde el 7 de marzo, la actriz conducirá el magacín “De boca en boca”. Dijo que hacer de ‘Malvina’ en “Amor…”, “fue un asco”

Barzotti sobre su nuevo programa: "No haré daño a nadie, me voy a divertir"

Por Alicia Torres

Carla Barzotti ha vuelto para quedarse. Tras su reaparición en “El gran chongo de Magaly”, “La casa de Magaly” y su paso por “Amor, amor, amor”, la actriz conducirá “De boca en boca”, espacio que iría a las 7 p.m., vía Canal 5 (nombre y horario tentativos).

No falta nada para el estreno.
Estoy emocionada y nerviosa. Están buscando periodistas y a dos personas que me acompañen. El mercado está duro, no hay mucha gente.

¿Por qué dejaste “Amor…”?
Uno busca crecer y la vida me dio esta oportunidad. Me llamó Diana Quiroga [productora general del 5] y me propuso el programa. Fui a escuchar la oferta con la venia de mi productor. No estuve coqueteando con dos canales, me fui por la puerta grande. Recalco: fui leal con Frecuencia Latina y estoy agradecida por la oportunidad que me dio Baruch Ivcher, un amigo al que estimo y quiero mucho.

Llegó rápido el programa propio.
Baruch en una reunión me dijo: “En seis meses puedes tener tu programa, en este o en cualquier otro canal”. Y no fueron seis meses, sino tres.

¿Cómo asumes el nuevo reto?
La conducción ha sido el sueño de mi vida. Me encanta llegar al público. Ya no me interesaba hacer más telenovelas, cuando interpretas a un personaje no eres tú. En este programa seré Carla: la extrovertida, la loca, la que no tiene tapujos. Pero siempre en buena onda, sin cizaña. No le haremos daño a nadie, nos vamos a divertir.

¿Lo dices por Magaly Medina?
No, ella tiene su estilo y yo tengo el mío. De alguna manera, competiremos. Me refiero, de forma general, a programas en los que se mofan de la desgracia ajena.

¿Malvina, el personaje que hacías en “Amor…”, quedó atrás?
Fue un asco. A mí me lo pusieron y tuve que hacerlo porque para eso me contrataron. No me gustaba hacer de Malvina, Malina y tanta cosa.

¿Más allá de la supuesta rivalidad que se veía en pantalla, tuviste problemas con Sofía Franco?
Es una chica encantadora, superprofesional. No he tenido ningún problema con ella. Le tomé mucho cariño y me llevo un grato recuerdo de ella.

Reapareciste en “Magaly Teve”.
Sí, Magaly y Ney [Guerrero] son mis padrinos. Aunque no era mi ‘target’, entré a “El gran chongo”. Mi hijo, Paolo (12), me convenció de hacerlo. Él me dijo: “Mamá, tú quieres regresar a la TV, este es el mejor momento, acepta. Lo que tienes que hacer es lucirte, que vean lo linda que estás”. Mi presencia causó impacto.

¿Fue difícil tu estancia en “La casa de Magaly”?
Fue todo un aprendizaje vivir con toda esa gente. Melcochita es muy gracioso, pero a veces hablaba unas palabrotas… No traté mucho con ellos. Fueron tres días en los que dormí en una cama dura, sobre un colchón de poliéster que me quemaba. La almohada era una roca. Un fluorescente blanco no me dejaba dormir.

¿Todo un sacrificio?
Sufrí mucho con la cocina. El baño era una inmundicia. Nunca me pude bañar porque no había agua caliente. Calentaba agua en la tetera y me lavaba con un balde y mis sandalias puestas por si acaso había hongos y bichos. En esos tres días nunca pude usar el baño, hacía pila, pero ya te podrás imaginar: un asco.

¿Pero fue tu trampolín?
Claro, porque cuando estaba por terminar “El gran chongo”, me llamaron de Canal 2. Pero a mí no me gustaba que solo me invitaran porque yo siempre he cobrado por mi tiempo. Así llegó la contratación.

¿Conoces a los personajes de la farándula?
Al principio no sabía quién era Moisés [Vega], quién era la Teresita o Néstor [Villanueva], el esposo de Florcita. Entonces, comencé a ver TV y a leer los periódicos chicha. Rutina que sigo hasta ahora.