Catorce mujeres famosas confiesan su paso por la menopausia

La periodista Rocío Oyanguren nos habla de “Dichosas”, el libro en el que mujeres como Maritere o Yvonne Frayssinet revelan cómo se enfrentan a esta etapa de sus vidas

Maritere, Mónica Delta, Yvonne Frayssinet se confesaron en libro. (Video: Difusion)

Rocío Oyanguren es empresaria, periodista y una mujer de 42 años a la que no le da vergüenza enfrentarse a los cambios físicos que vienen con la edad. Por ello, cuando, en medio de una reunión de amigos, se percató de las burlas y temores que salían a la luz al mencionar la palabra menopausia se animó a publicar un libro para acabar con el mito que afirma que, al llegar a los cuarenta, la vida de las mujeres sigue un trayecto cuesta abajo.

Así nació “Dichosas”, un libro en el que catorce mujeres exitosas (Mónica Delta, Yvonne Frayssinet, Eva Ayllón, Maritere Braschi, por mencionar algunas) cuentan cómo se enfrentan a la etapa del climaterio delante y detrás de las cámaras. ¿Fue difícil conseguir sus testimonios? La autora del libro nos lo contó así.

¿Cómo nace “Dichosas”?
En una reunión social, un amigo tildaba de loca a su esposa porque estaba sufriendo el cambio de carácter típico de la edad. En ese momento, todos nos reímos porque estábamos entre tragos y amigos, pero después me puse a pensar en el tema del climaterio. Con la idea en mente, comencé a sondear entre mis amigas y no amigas. Les hacía preguntas sobre la menopausia. Algunas se reían incómodamente; otras, ni siquiera me respondían. Allí me di cuenta del temor que sienten las mujeres para hablar sobre el tema.

¿En qué momento decidiste incluir el testimonio de mujeres tan populares como las que participan de tu libro?
Desde el principio estaba en búsqueda de algo interesante. Si solo me hubiese enfocado en el punto de vista, la gente no hubiera entendido. Era mucho más rico reunir a mujeres para que cuenten su propia historia y con un lenguaje súper sencillo.

¿Fue fácil conseguir los testimonios o hubo quienes no aceptaron?
Me encontré con varios “no” en el camino. Cuando empecé tenía una lista gruesa: más de cuarenta nombres. Luego varias fueron negándose: “No quiero abordar el tema porque mi esposo no está de acuerdo”, “no me siento preparada” o “hablar de la menopausia arruinaría mi carrera artística”. Varias me confesaron que le tenían miedo a las burlas; sin embargo, así como me dijeron que “no”, también hubo quienes entendieron el objetivo del libro y aceptaron.

¿Qué deseas lograr con la publicación de “Dichosas”?
El objetivo es ayudar a las mujeres a enfrentar esta etapa. No pretendo revolucionar el mundo y conseguir que digan: “Hola, soy menopáusica”, pero sí creo que sería un primer paso muy importante liberarnos de complejos y preocuparnos por el qué dirán. La menopausia no se enfrenta, tienes que disfrutarla porque es una puerta de ingreso a la sabiduría y la plenitud. Una mujer después de los cincuenta años es una mujer mucho más equilibrada en todos los aspectos.

¿Cuál sería tu consejo para las mujeres que atraviesan esta etapa?
Que se liberen, que salgan a la luz que no se escondan bajo siete llaves que huyan a las burlas que ignoren todo tipo de manifestación negativa cerca de la menopausia , que vivan plenamente no solamente la menopausia sino cada una de las etapas que le toca vivir. La menopausia con mayor razón porque tal vez sea una de las etapas más largas que nos va tocar vivir que miren la vida de otra perspectiva y que se den cuenta que la menopausia no es tan dramática, no es una enfermedad. La menopausia termina siendo quizás sea la etapa que nos da mayores ventajas a nivel personal.

DICHOSAS” EN TRES FRASES
En “Dichosas”, libro publicado por la editorial Mesa Redonda, catorce mujeres refuerzan la visión de especialistas de la salud sobre cómo enfrentarse a la menopausia. Aquí los dejamos con algunos de los muchos testimonios presentados.

Maritere Braschi:
“He leído muchas investigaciones que avalan que las mujeres tienen mejor sexo a medida que se hacen mayores. Nos conectamos con el placer de una manera distinta. Yo me siento hoy mejor amante, más amiga y mejor compañera con mi pareja”.

Yvonne Frayssinet:
“Esa etapa fue terrible para mí. Me deprimí mucho. Sentí que era una flor que se marchitaba, despojaba de mi sensualidad, mi libido. Es como si se cayerá todo. Mi relación con mi hija cambió y también con mi esposo, porque ya no quería nada con él. Era como un ser intocable (…) Luego entendí que la vida es una chamba, es una lucha permanente. El cuerpo, hay que volverlo reconocible, hay que cuidarlo, protegerlo y no abandonarse”.

Mónica Delta:
“Estar bien informada me ha permitido reducir los efectos físicos de esta etapa, pues entiendo claramente lo que pasa con mi cuerpo”.