Detrás de la magia: las historias de los protagonistas de "Hechizada"

Una actriz en busca del amor, un actor adicto a los analgésicos y un reemplazante con un secreto. Conoce cómo terminaron los actores de la serie sesentera

‘Hechizada’ (1964-1972), el reino televisivo de la magia, el fantástico mundo doméstico en el que todo parecía fácil. Con un simple, pero encantador, movimiento de nariz Samantha era capaz de lograrlo todo, de desatar los más divertidos enredos, de poner de vuelta y media al siempre lógico y terrenal Darrin Stephens y de hechizar varias generaciones de televidentes. Sin embargo, lejos de los reflectores una hermosa rubia buscaba incansablemente el amor, un actor se veía obligado a dejar la serie por sus problemas de salud y un reemplazante luchaba por esconder su homosexualidad. Es que en la vida real no todo se arregla con un movimiento de nariz. Aquí te contamos qué fue de la vida de los protagonistas de “Hechizada”.

LA MUJER DETRÁS DE LA BRUJA
Ni bruja ni ama de casa abnegada. Elizabeth Montgomery fue una niñita de la clase alta estadounidense. Su padre, Robert Montgomery fue un cotizado actor y estuvo dos veces nominado al Óscar. La rubia decidió seguirle los pasos y comenzó a participar en una larga lista de series de televisión, donde tuvo pequeños roles. Luego le llegó la que parecía la oportunidad de su vida: Alfred Hitchcock la quería para protagonizar su película “Marnie”. Sin embargo Montgomery rechazó el rol: ya tenía planeado hechizar a propios y a extraños.

En 1964 se estrenó “Hechizada”, programa que además era dirigido por su flamante esposo: William Asher. Sin embargo, este no era ni de lejos el primer hombre de la mujer hecha bruja.

EN BUSCA DE UN HECHIZO DE AMOR
Cuando tenía 21 años, la actriz se casó por primera vez. Sin embargo, su unión con Frederick Gallatin Cammann, una figura conocida de la alta sociedad neoyorquina, duró menos de un año. La actriz pareció recuperarse rápido de su primer divorcio. Un año después ya le daba el sí a otro hombre: el productor Gig Young, con quien estuvo casada por siete años. Después llegó Asher. El matrimonio con el director de la serie que la hizo famosa duró 10 años. Con él, Montgomery tuvo a sus 3 hijos: William, Robert y Rebecca.

Elizabeth parecía por fin haber logrado la estabilidad amorosa. Sin embargo, en 1971 un loco amor tocó su puerta. La actriz se enamoró perdidamente de Robert Michaels, que también trabajaba en “Hechizada” y quien, tal como su entonces esposo, dirigió varios capítulos del ‘sitcom’. Su ‘affaire’ terminó con su matrimonio, pero a la guapa artista pareció importarle poco, lo dejó todo y se mudó con Michaels luego de terminar de rodar la octava temporada de “Hechizada”. Se dice que, además de que la audiencia había bajado considerablemente, esta fue una de las razones por las que no se hizo otra temporada. Su relación con Michaels duró dos años y medio.

A pesar de todo Elizabeth Montgomery no había concluido su búsqueda por el hombre ideal. En 1973 lo encontró. La actriz inició una relación con el actor Robert Foxworth, con quien se casó recién en 1993, dos años antes de morir.

EL FINAL
Tras el fin de “Hechizada”, Montgomery participó en múltiples películas de televisión, obteniendo muy buenas críticas por su trabajo e incluso siendo nominada al Emmy. En 1995 se encontraba grabando la cinta “Acusado de asesinato” cuando comenzó a sentirse mal. Pensó que tenía gripe; sin embargo, la verdadera razón de su malestar era mil veces más preocupante: tenía cáncer de colon y este estaba en una fase terminal. No había hechizo o movimiento de nariz que pudieran salvarla.

Elizabeth decidió dejar el hospital. No deseaba morir allí. Sus últimos días los pasó rodeada de su esposo, sus hijos y sus amigos más cercanos. El 18 de mayo de 1995, ocho semanas después de enterarse que tenía cáncer, la eterna bruja de la televisión falleció en su casa de Beverly Hills.

DOS DARRINS, DOS DICKS
Dick York es el Darrin que la mayoría recuerda, el hombre sosegado de pelo oscuro y raya al costado que intentaba controlar los poderes de su esposa, a quien parecía desear convertir en una ama de casa común y corriente. Entre 1964 y 1969 York encarnó al marido de Samantha; sin embargo, en 1969 problemas en la espalda lo obligaron a ausentarse de la serie. Incluso, en varios episodios se la pasó tendido en la cama o en el sofá. Finalmente, mientras grababa un capítulo, el actor colapsó. Fue llevado al hospital de emergencia y renunció a la serie.

Tras dejar “Hechizada”, York no solo tuvo que batallar con sus dolores, sino también con la adicción a los analgésicos que había desarrollado. Tiempo después se encontró con muchísimos kilos de más y en bancarrota. Luego superó su adicción e intentó recuperar su carrera. Tuvo pequeños roles en dos series televisivas y participó en una película de televisión. Dick también era adicto al cigarrillo, lo que terminaría causándole un enfisema pulmonar. Finalmente, en 1992 falleció por complicaciones respiratorias en su pequeña casa en Michigan. Tenía 62 años.

Luego de que York abandonara “Hechizada” se buscó a un reemplazo: el actor Dick Sargent. Este encarnó a Darrin por casi tres años. Sin embargo, el público no aceptó muy bien el cambio y la audiencia empezó a descender, hasta que el programa llegó a su fin en 1972.

Tras el fin de la serie la carrera de Sargent fue bastante mejor que la de York. Este participó en un sin número de películas; sin embargo guardaba un secreto.

Dick Sargent era homosexual, cuestión que ocultó hasta 1991, cuando por fin decidió hacer pública su orientación sexual. En su juventud incluso presentó a una actriz como su pareja, Fannie Flagg, quien era lesbiana. La relación no habría sido más que una simulación.

Tras aceptar que era gay, el actor empezó a luchar por los derechos de los homosexuales y Elizabeth Montgomery lo apoyó públicamente, acompañándolo a una marcha por el orgullo gay. En 1994 Sargent falleció de un cáncer de próstata. Tenía 64 años.