Entre éxitos y caídas: ¿Qué fue de las protagonistas de “Tres por tres”?

DJ, Stephanie y Michelle se convirtieron en las hijas, hermanas o amigas televisivas de millones de noventeros. ¿Sabes qué es de sus vidas?

MARÍA PÍA BARRIENTOS
Redacción online

Tres pequeñas sin madre, cuatro actrices y una casa llena. Las hermanas Tanner se convirtieron en las compañeras de aventuras de millones y en las niñas de los ojos de una horda de hogareños fans. Es que DJ, Stephanie y Michelle siempre nos hacían identificarnos o recordar con nostalgia nuestras propias vivencias. En 1995, tras 8 temporadas, ‘Tres por tres’ finalmente fue cancelado. Han pasado 16 años. Mucha agua pasó bajo el puente. Fuertes adicciones, problemas alimenticios, el prematuro retiro y un puñado de sobresaltos. Es tiempo de revisar qué fue de las vidas de las noventeras heroínas de una casa llena.

¿PROBLEMAS POR DOS?
¿Por qué elegir a dos niñas idénticas para interpretar un mismo personaje? Mary Kate y Ashley Olsen fueron presentadas al cásting de la serie cuando tenían solo 6 meses de nacidas y, según se cuenta, habrían sido elegidas porque fueron las únicas bebes que no se pusieron a llorar en la audición. El llanto, o mejor dicho la ausencia de él, cambió sus vidas y tal vez más les habría valido estallar en lágrimas. De todos los actores de la serie, estas dos hermanas son las que guardan más millones en el banco. Sin embargo, la fama también les trajo varios sobresaltos.

Mary Kate y Ashley literalmente crecieron frente a la pantalla y fueron famosas y adoradas desde que tienen uso de razón. Además, son uno de los más claros ejemplos de Hollywood de cómo (por lo menos monetariamente) se ha de construir un imperio con la imagen. A los 6 años se convirtieron en las productoras más jóvenes de Hollywood al fundar Dualstar, de la cual, cuando cumplieron los 18 años, se convirtieron en co-presidentes. Tras grabar una serie de exitosas películas para la televisión, las gemelas del millón fundaron sólidas marcas de accesorios y ropa. Hoy sus productos se venden en más de 3000 tiendas en los Estados Unidos y en más de 5.300 a nivel mundial. Se dice que su empresa vale más de US$ 100 millones y ambas han aparecido en múltiples ocasiones en las listas de Forbes de las celebridades más acaudaladas e influyentes del mundo. Sin embargo, el éxito económico no siempre fue de la mano con el éxito personal.

De las dos hermanas, sin duda Mary Kate fue la que protagonizó más escándalos mediáticos. En 2004 fue cuando terminó de acaparar todos los titulares. Según los reportes, la actriz sufre de déficit de atención y depresión, cuestiones que terminaron de explotar a mediados del 2004, cuando fue internada para tratar el padecimiento que a todas luces la consumía: la anorexia. También se dijo que era adicta a las drogas; sin embargo, su publicista lo negó. En ese tiempo estaba a punto de cumplir 18 años.

En 2005 la señorita empezó a salir con el millonario heredero griego Stavros Niarchos, quien terminó dejándole el corazón roto, tras iniciar una relación con Paris Hilton. Pero sus escándalos amorosos no terminaron allí. Los medios relacionaban a Mary Kate con el actor Heath Ledger. Luego, de improviso, este fue encontrado muerto en su casa y después la policía confirmó que quien halló el cuerpo llamó tres veces a la delgada actriz antes de comunicarse con el 911. Ella dijo que solo eran amigos.

La vida pública de Ashley ha sido bastante más tranquila que la de su hermana, pero también ha tenido sus sobresaltos. En 2005, la rubia demandó por US$ 40 millones al tabloide “The National Inquirer”, luego de que este publicara que la empresaria había “protagonizado un escándalo de drogas”. Finalmente el medio pidió disculpas y negó haber afirmado que Olsen estuvo involucrada en el incidente. La demanda finalmente fue retirada.

Hoy por hoy las gemelas más poderosas de Hollywood continúan manejando sus exitosos negocios. Ashley acaba de anunciar su retiro oficial de la actuación, cuestión que generó gran revuelo, aunque este realmente no está fundamentado, ya que la joven de 25 años no actúa desde 2004, a diferencia de su hermana, quien sí ha participado en algunas series (como “Weeds”) y películas. Sin embargo, actualmente la gran promesa de la familia es otra Olsen: Elizabeth (hermana menor de las gemelas), quien el año pasado debutó en el filme “Martha Marcy May Marlene”, obteniendo una avalancha de críticas positivas, lo que la situó como una de las grandes promesas de la industria.

BALA PERDIDA
Stephanie era las más divertida de la Tanner, la más traviesa, la más extrovertida, la que siempre se metía en problemas. Tal vez ese perfil terminó incidiendo en la vida de la jovencita que la interpretó; Jodie Sweetin. Luego de que la serie terminara, en 1995, todo comenzó a ir mal, pero no fue hasta que la actriz comenzó la universidad cuando los problemas se hicieron más visibles. Jodie empezó a tomar sin control, según ella misma explica, y luego comenzó a consumir drogas, principalmente metanfetaminas (conocidas también como crystal meth). A los 20 años se casó con el policía Shaun Holguin. Sweetin confesó luego que en ese periodo comenzó su debacle. “Era más fácil esconder que consumía drogas que abusar del alcohol”, contó en una entrevista. En 2006 su matrimonio terminó en divorcio.

En 2008 y tras casarse en Las Vegas con un hombre que conocía hace 2 meses (y del que en 2008 se divorciaría), Jodie dio a luz a su primera hija, Zoie. Según la artista en ese momento fue cuando se dio cuenta que tenía que cambiar. Hoy, a sus 30 años, es una mujer rehabilitada, publicó un libro sobre sus crisis y tuvo una hija más (con su novio Morty Coyle).

Por otro lado, tras “Tres por tres”, la carrera actoral de Jodie no volvió a despegar. Ha tenido algunos roles pequeños en series y películas de televisión y en 2011 protagonizó, junto al ‘tío Joey’ (Dave Coulier), un pequeño show para Internet. Hace algún tiempo se reportó que la actriz debía cerca de US$30.000 en impuestos.

LA ESPERANZA DE LA FAMILIA
DJ Tanner siempre fue la más centrada y, dentro de todo, la más responsable de las tres hermanas. Hoy, Candace Cameron está más guapa que nunca, es la orgullosa madre de tres niños y está casada desde 1996 con el ex jugador de hockey Valeri Bure, a quien conoció gracias al ‘tío Joey’. Además, en 2011 publicó el libro “Reshaping It All”, el cual se convirtió rápidamente en un éxito en ventas.

La actriz, quien es hermana de Kirk Cameron, el protagonista de “Cómo duele crecer”, es una devota cristiana y tal vez eso fue lo que la protegió de las tentaciones de la fama. Cada semana escribe una columna en un diario cristiano y, tal como sus hermanos, usualmente da discursos en diversas iglesias de Estados Unidos.

En cuanto a actuación se refiere, Candace ha participado en varias series, como en el show del canal ABC Family “Make it or break it”, donde estuvo por dos años.