Final de “El gran show”: Maricielo y Belén lo dejarán todo en la pista

La actriz peruana y la bailarina argentina explican sus impresiones antes de disputar hoy el primer premio del reality de baile

Final de “El gran show”: Maricielo y Belén lo dejarán todo en la pista

BEATRIZ REJAS GARCÍA

Para Maricielo Effio , esta no será una noche cualquiera. Deberá enfrentarse, previamente, a Jean Paul Santa María para lograr quedar como finalista al lado de Belén Estévez y Jesús Neyra y alzar la copa de “El gran show”. Hace unas semanas, la bailarina sufrió una grave lesión y se desplomó en plena pista de baile ante la vista de medio Perú. Aunque la torcedura ya está casi superada, aún le fastidian los comentarios que insinuaron que esa luxación fue un invento.

¿Te parece injusto estar sentenciada en la final?
No, en lo absoluto. El jurado merece mi respeto. Estoy contenta, aunque esté en capilla porque he llegado hasta la final y con mucho esfuerzo. Esta temporada ha sido bastante dura, la salud me cobró factura y ahora estoy en proceso de recuperación.

¿Te afectó mucho que se dijera que inventaste una lesión?
No me afectó, pero a veces me sorprende mucho ese tipo de comentarios. No saben lo que uno vive en un concurso de baile. Mis padres me han dado valores, moral, ética y jamás sería capaz de jugar con mi salud.

¿Cómo están los ánimos entre ustedes, los cuatro héroes?
No los veo. Estamos bien dedicados a preparar lo nuestro, pero te puedo decir que todos estamos nerviosos, ansiosos y cansados.

¿Tu relación con Belén mejoró?
Yo no tengo relación con ella, es una persona que está en el mismo concurso que yo, pero relación con ella no la hay de ningún tipo.

¿Y a qué se debe eso?
Es que no tengo ningún tipo de relación con Belén porque no es mi amiga. Ella hizo comentarios ofensivos sobre mí.

Eres muy competitiva, ¿no?
A mí me gusta que las cosas salgan bien, si a eso se le llama ser competitiva, pues lo soy. Me esmero por hacer las cosas bien.

¿Cuán importante será para ti ganar “El gran show”?
Sería el regalo más grande que Dios me puede dar este año. Decir: “Lo logré, y que valió la pena tanto sacrificio”. Además, cumpliría el sueño de Chiclayo.

RITMO GAUCHO
La argentina Belén Estévez es, sin duda, una de las heroínas con mayor nivel en el ‘reality’. En la mayoría de galas, ella y su soñador y enamorado Waldir Felipa han logrado el mejor puntaje. Su objetivo es poder cumplir el sueño por el que lucha, formar una academia de baile y crear un albergue para animales.

¿Cómo están tus ánimos para esta final?
Waldir y yo estamos muy cansados, no nos sentimos muy bien, pero le vamos a dar duro porque tenemos la responsabilidad de cumplir el sueño, así que no podemos flojear la última semana. No nos podemos dejar vencer.

Habiendo obtenido casi siempre los mejores puntajes, ¿sientes que el jurado espera más de ustedes en esta última gala?
A nosotros siempre nos preocupó eso porque hemos tenido buenas galas, pero ello se debe a nuestro esfuerzo y a la química. Para nosotros ha sido muy difícil y a veces, cuando el jurado nos decía que esperaba más de nosotros, era una presión. No sabíamos de dónde sacar recursos.

¿El jurado es justo con ustedes en comparación con otras parejas?
El jurado es el jurado y nosotros nunca lo criticamos, y aplicamos sus consejos en nuestros bailes, pero siento que siempre nosotros tuvimos que dar demasiado.

¿Qué moraleja te deja el ‘reality’?
Muchos aprendizajes profesionales y humanos. Llegué un poco insoportable y el grupo de producción me bajó de la nube.

¿A qué te refieres?
Cuando vine de Argentina estaba un poco agrandada, creída, y acá me hicieron pisar tierra.

¿Ha mejorado tu relación con Maricielo Effio?
No, tenemos una relación como con los otros competidores, de respeto y cordialidad.

¿Eres muy competitiva?
No me gusta ganar por ganar, sino hacer las cosas lo mejor posible.

¿Luego de ‘El gran show’ que se viene para ti?
Quisiera crear una academia de baile y un refugio para animales.

Se dice que tu relación con Waldir, tu soñador, es por publicidad…
Si hiciera eso, sería una estúpida. Nosotros no nos paseamos por programas ni nada. El romance surgió. Quién sabe si seré la madre de sus hijos.