Gisela Valcárcel se disculpó por promover polémica entre Ariel y Pachi

“Yo no tengo que salir a favor de ninguno, porque para mí no hubo problema”, sostuvo la conductora de “El gran show”

(América TV)

Anoche, aparentemente se limaron asperezas por la polémica entre Ariel Bracamonte y Pachi Valle Riestra en “El gran show”. La conductora Gisela Valcárcel tomó las riendas del incidente de la semana pasada y se responsabilizó del mismo luego de sostener que la integrante del jurado nunca calificó la vida personal del hijo de la empresaria asesinada Myriam Fefer.

Valcárcel dio punto final al problema pidiendo disculpas a los dos involucrados, “porque quien promovió la pregunta, quien hizo la pregunta fui yo”. Asimismo, lamentó haberse referido al crimen de la madre de Ariel. Cabe recordar, que este había indicado que existe un contrato en el que se ha pactado no abordar el tema.

“Y yo te pido mil disculpas, Pachi, porque quizá yo promoví esto. Perdóname. Y te pido disculpas, Ariel, si en algún momento, alguien entendió que yo salí a favor de Pachi. Yo no tengo que salir ni a favor de Pachi, ni a favor de Ariel, porque para mí no hubo problema. Para mí, al contrario, lo que hubo es la exposición de dos puntos de vista y se demostró en este programa que la gente puede opinar sin agredirse”, expresó la rubia.

Por su parte, Ariel Bracamonte agradeció el apoyo del público y calificó todo de “un mal entendido”. Además, alabó a cada uno de los integrantes del jurado, incluida Pachi Valle Riestra.

‘CHATÍN’ LE GANÓ A JEAN PAUL
De otro lado, demostrando que sí se puede, José Luis Alamanza, conocido como ‘Chatín’ le ganó el duelo a Jean Paul Santa María, quien de esta manera parecía que se despedía de la competencia.

La conductora Gisela Valcárcel preguntó a los miembros del jurado si iban a utilizar su ‘salvavidas’. Carlos Alcántara y Morella Petrozzi expresaron su negativa; pero Pachi Valle Riestra sí decidió darle una oportunidad más a Santa María y este se quedará en el programa.

Sin embargo, la victoria del pequeño bailarín fue efímera, pues nuevamente quedó sentenciado, esta vez con el actor Renato Bonifaz.