Joan Manuel Serrat conquistó a un público joven en Viña del Mar

Acompañado de una banda que resultó un perfecto complemento, interpretó gran parte de los clásicos, como “Cantares” y “Penélope

Con una sobria presentación, el cantautor español Joan Manuel Serrat se ganó en la noche de hoy los aplausos del público que colmó la "Quinta Vergara" en la jornada de apertura de la 50 edición del "Festival Internacional de Viña del Mar":http://festival2009.canal13.cl/2009/html/Esp/index.html , así como la primera antorcha del certamen. En Viña -ciudad ubicada a 120 kilómetros de Santiago, sobre el Océano Pacífico- Serrat hizo un repaso de su discografía ante un público mayoritariamente joven, que llegó al recinto más bien atraído por la presentación del trío romántico mexicano Camila y del conjunto local La Noche, cultor de ritmos tropicales. No obstante, el artista catalán fue seguido con respeto, y con muestras de fervor y cariño en el caso de los fieles seguidores que también acudieron a la Quinta. Acompañado de una banda que resultó un perfecto complemento, interpretó gran parte de los clásicos que componen su cancionero. "Cantares", "Penélope", "Tu nombre me sabe a yerba" y "Mediterráneo" formaron parte de su actuación, cuyos estribillos la gente acompañó entusiasta. En una conferencia de prensa que ofreció al mediodía, Serrat no había descartado cantar alguna canción del folklore chileno o latinoamericano. El catalán cumplió interpretando una versión de "El cigarrito", homenajeando de esta forma al chileno Víctor Jara. Transitando de una manera íntima por parte de su amplio repertorio, al cabo de poco más de una hora el legendario cantautor se retiró no sin antes ofrecer un bis y llevándose a casa una antorcha de plata, uno de los trofeos que el festival entrega por parte del público para premiar las actuaciones de los artistas invitados. Finalizada su actuación Serrat dijo que la audiencia había estado muy comunicativa y cariñosa. "No sé de dónde se potencia la historia del monstruo", agregó aludiendo al apodo que recibe el público de la Quinta Vergara por las sonoras silbatinas con que rechaza las presentaciones que no son de su agrado. Con la llegada al escenario viñamarino de Camila se produjo un cambio en el registro musical y en la actitud de la asistencia, sobre todo de la femenina, que brindó un recibimiento fervoroso a los mexicanos. El trío conquistó al temido "monstruo" sobre la base de los éxitos que cosechó con su único disco, "Todo cambió". El show fue coreado a lo largo de los 40 minutos que duró, y al cabo fue recompensado con las antorchas de plata y oro. También recibieron una Gaviota de Plata de manos de los conductores, los debutantes Soledad Onetto y Felipe Camiroaga. Posteriormente fue el turno de la competencia internacional, en la que debutaron las canciones representantes de España ("Cuando quieras volver"), Argentina ("Ayer te vi", de Víctor Heredia), Chile ("Sólo tus ojos") y Perú ("Mi alma entre tus manos"). Con sus ritmos tropicales, los chilenos de "La Noche" fueron los encargados de cerrar una jornada en la que también destacó la despedida-homenaje que la organzación ofreció al histórico animador Antonio Vodanovic, conductor del certamen durante 29 versiones del festival.