Karina Jordán sobre Cernadas: "Lo quiero y seguiremos siendo amigos"

La actriz contó que el haber sido vinculada sentimentalmente con el esposo de Gianella Neyra afectó su vida personal

SONIA DEL ÁGUILA
Redacción Online

El pasado 21 de junio el programa ‘Magaly TeVe’ emitió imágenes de una salida de los protagonistas de la telenovela ‘Ana Cristina’, Karina Jordán y Segundo Cernadas junto a otros actores.

Los rumores aseguraban que el amor de la producción de ATV había traspasado la ficción. Los involucrados en el caso lo negaron. Se defendieron, pero eso no bastó. El daño estaba hecho. A continuación, la joven y talentosa actriz cuenta su verdad.

“Mis papás leyeron los periódicos. A mi papá le alteró que me pongan así. Fue injusto. (…) Reconozco que han habido comentarios feos, duele cuando te mandan correos electrónicos o escriben en Internet cosas terribles. Gente que no me conoce no puede decir que soy mala persona”, señala.

Conseguiste tu primer protagónico en una telenovela con apenas tres años de experiencia actoral. ¿Era algo que esperabas?
Lo que siempre espero es contar bien las historias. Lo de “Ana Cristina” llegó en el momento en que tenía que llegar. Yo creo que las historias buscan a sus personajes. Lo que es para ti, nadie te lo puede quitar. Cuando Rodolfo (Hoppe, productor de la producción de ATV) me dijo que quería hacerme una prueba, hice el cásting sin ninguna expectativa y con ocho kilos de sobrepeso. Me eligieron posiblemente porque la imagen que buscaban para el personaje era la que yo transmitía, aunque tuve que bajar los kilos que me sobraban. Lo logré con un nutricionista y en un mes.

La imagen de chica ingenua y con convicción.
Así es. ‘Ana Cristina’ es una chica ingenua que no ha vivido mucho, pero va madurando a raíz de que le pasan cosas muy fuertes, se entera de una verdad, luego de otra. Cosas que son un verdadero reto interpretar, hay escenas que cuestan interpretar.

¿Cuál es la escena que más te ha costado interpretar?
Las escenas en las que tengo que hablar sola. En mi casa hablo sola para ejercitarme, hay que ingeniárselas. Si te hacen una maldad tienes que llorar y a mi personaje le pasa de todo, sufre mucho y madura a raíz de las cosas duras que vive. Aprende que todas las personas no merecen una segunda oportunidad y que hay gente mala. También es una heroína en la historia y se equivoca un montón.

¿Tienes alguna similitud con tu personaje?
Un montón, ella (‘Ana Cristina’) es como yo: bien suelta de huesos. Cuando quiere decir algo lo dice y mete la pata como –muchas veces- me pasa a mí. No pensamos mucho para decir las cosas, somos muy impulsivas y apasionadas. También hay diferencias, ella tiene una capacidad de reponerse en situaciones difíciles, eso no pasa conmigo, yo soy más dramática, me cuesta superar las emociones.

¿Cómo haces cuando pasas por un mal momento y debes hacer escenas complicadas?
Tengo una anécdota con Teddy (Guzmán). El día en que nos tocó grabar la escena en la que ‘Ana Cristina’ descubre que ‘Blanca’ (Teddy) no es su madre, ella y yo pasábamos por momentos difíciles. Entonces, lo que hicimos fue prestar a nuestros personajes lo que estábamos sintiendo. La escena nos salió tan bien que nos aplaudieron. Fue válido lo que hicimos, pero no puedes hacerlo siempre porque terminarías en un psiquiatra.

EL AMPAY
¿Esos momentos difíciles que mencionas tienen su origen en el ampay (de su salida con actores de la telenovela, entre ellos, Segundo Cernadas, esposo de Gianella Neyra) de “Magaly TeVe”?
No fue por eso.

Imagino que ese ampay y lo que vino después (se le relacionó sentimentalmente con Cernadas) fue duro para ti.
No fue duro, pero sí incómodo. Ya pasó, en su momento dije lo que tenía que decir y creo que todas las partes involucradas en el rollo también lo hicieron. Tenemos chamba que hacer y el cariño está intacto. Reconozco que ha habido comentarios feos, duele cuando te mandan correos electrónicos o escriben en Internet cosas terribles. Gente que no me conoce no puede decir que soy mala persona.

¿Segundo Cernadas y tú siguen siendo amigos?
Pedro (nombre verdadero de Segundo Cernadas) y yo somos igual de amigos que antes, lo quiero mucho y vamos a seguir siendo amigos. Que saquen las imágenes que quieran, eso no tiene por qué afectar un vínculo tan bonito.

¿El escándalo mediático que se armó afectó tu trabajo o tu vida personal?
No afectó mi trabajo, pero sí un poco mi vida personal porque mis papás leyeron los periódicos. A mi papá le alteró que pongan así. Fue injusto.

*Cuando se emitió el ampay se comentó que Segundo además de darte un abrazo de despedida te besó en el cuello. ¿Eso pasó? *
La gente siempre va a comentar un montón de cosas. Todo el mundo tiene derecho a decir y a pensar lo que quiere. Uno solo tiene que escuchar a las personas que te quieren. Siempre me voy a deber al público por eso le dedico mi trabajo. En cuanto a mi vida personal es mía, no le pertenece a nadie más que a mí. Respeto a la prensa de espectáculos, pero tengo todo el derecho de responder lo que quiero, no me gusta ventilar mi vida privada, si hay gente que le gusta, que lo haga.

¿A raíz de lo ocurrido vas a evitar salidas con Segundo?
Siempre hemos salido en grupo. Nosotros vamos a seguir haciendo nuestras vidas normal y si algún día nos provoca ir a algún sitio iremos, ahorita estamos trabajando full porque nos queda solo un mes para terminar de grabar la novela. Estamos agotados. La amistad va a seguir igual, eso no tiene por qué cambiar. Lo que saquen en TV no tiene por qué cambiar mi vida.

SU RELACIÓN CON GIANELLA
Gianella Neyra reconoció que atraviesa por una situación familiar muy dolorosa. ¿Estabas al tanto de eso?
No tenemos una relación amical, tampoco hemos trabajado juntas, pero me encantaría trabajar con ella porque es una gran actriz. Me comentaron lo que declaró y respeto sus declaraciones. Es su vida y a mí no me corresponde opinar acerca de la vida de terceros, mucho menos de personas que no son cercanas a mí. Yo creo que uno tiene que respirar y seguir adelante, las cosas se acomodan con el tiempo, todo se transforma con el tiempo. Ese tema está cerrado para mí. Es algo que quedó en el pasado y que prefiero dejar ahí.

¿Qué es lo más complicado de ser actriz?
Los horarios o que te pase lo que me pasó a mí. Si tuviera una hija no sé si me encantaría que se dedique a esto porque es muy difícil, te pueden pasar cosas, la gente te puede sacar cosas, tu vida privada deja de ser privada. Emocionalmente es complicado, cuando grabas te conviertes en una persona que no eres tú, prácticamente pasas todo el día siendo alguien que no eres y cuando llegas a tu casa, es solo para dormir. Es agotador, hay un desgaste emocional tremendo.

¿Qué no harías en TV?
No haría cierto tipo de programas, no haría un ‘talk show’. Lo que me gustaría hacer es conducir un programa divertido como “Polizontes” o como el espacio que tiene Adolfo Aguilar (“El último pasajero”). En ficción haría cualquier cosa, hasta desnudos. Quiero dedicarme a la actuación de por vida. Es lo que más me gusta. Mi meta es que mi trabajo quede en el recuerdo de la gente, que cuando no esté la gente me recuerde como una gran actriz, que supo contar historias.

Karina evita profundizar en el tema de su vida privada. Admite que disfruta de las salidas con sus amigos, de tomar un buen vino y de hacer personajes difíciles que signifiquen un reto en su carrera, como es el caso de ‘Ana Cristina’. Reconoce que en su afán de aprender se ha equivocado muchas veces. “Soy un ser humano que comete errores y aprende. Estoy aprendiendo a vivir”, finalizó.