Laura Bozzo: "Conmigo Cristian Zuárez tiene diversión garantizada"

Desde Televisa, en México, la conductora habló de su éxito televisivo, sus proyectos laborales y las acciones legales que evalúa tomar contra Toledo

SONIA DEL ÁGUILA (@soniahafid)
Enviada especial a México

Querida por algunos, odiada por otros. Laura Bozzo se reinventó en México y logró lo que ningún peruano había conseguido en ese país. Su programa de TV es el número uno de la cadena hispana más grande del mundo: Televisa. Factura un millón de dólares diarios y su popularidad se extiende a todas las clases sociales.

La palabra éxito la define muy bien. Se prepara para lanzar un libro de memorias y una revista con su nombre. También incursionará en la radio y será imagen de un canal de cable. Laura no para, quiere llegar aún más lejos, tampoco olvida. Reconoce que aún tiene algunas deudas por saldar, sobre todo con sus hijas.

¿Pusiste alguna condición para someterte al polígrafo en “El valor de la verdad”?
Sí, les dije que me pregunten lo que quieran, lo más álgido, complicado, delicado, absolutamente todo. Quería que se sepa la verdad, era una especie de deuda que tenía con la gente que me quiere en el Perú.

¿Y sientes que saldaste esa deuda?
Quedé muy satisfecha porque la gente ya sabe que existió ese chantaje (Alejandro Toledo le habría propuesto durante su arresto domiciliario que olvide el caso de Zaraí a cambio de su libertad). Sin embargo, me sorprende que al señor Toledo no se le pregunte por lo que dije, no se le pida que conteste. Estoy pensando tomar acciones legales, quiero ver si el señor (Fernando) Olivera se atreverá a negar que se reunió con Cristian Zuárez en la oficina de un importante ‘broadcaster’ de la TV peruana.

¿De qué broadcaster?
No voy a decir nombres, pero tengo todas las pruebas del caso y Beto sabe. Él escuchó lo que pasó ese día, a él le consta. Mucha gente es testigo de lo que pasó. Es muy grave que un presidente chantajee a una persona que está bajo arresto domiciliario. Este hecho no se debe tomar a la broma, es muy serio. A mí se me acusó de recibir tres millones de dólares de Montesinos y no fue verdad, yo no recibí ni un solo centavo. Lo juro por mi hija. Sin embargo, reconozco que cometí errores.

¿Qué errores cometiste?
Haber hecho comentarios que no necesitaba hacer. Lamentablemente así soy, espontánea, media bruta. Me equivoqué, pero aprendí la lección, uno jamás debe usar su popularidad en la TV para hacer comentarios políticos.

¿Alguien del entorno de Toledo se comunicó contigo después de tu participación en “El valor de la verdad”?
Mucha gente me llamó para felicitarme, pero nadie de su entorno.

Cecilia Tait se sintió ofendida con tus declaraciones. No le gustó que dijeras “que tiemblen los políticos”.
Ella es amiga de mi familia de toda la vida y dijo que se sintió ofendida porque es de la bancada de Toledo. La llamé, conversamos y todo quedó aclarado, las cosas están bien entre nosotras, quiero mucho a Cecilia.

Eres la engreída de Televisa, facturas para ellos un millón de dólares al día. ¿Cómo lo has logrado?
Con muchísimo trabajo y credibilidad. Acá, además de conductora estoy como jefa de contenido, y cuando detecto algo raro paro el programa boto al responsable, jamás permitiría que se le engañe al público. Sé que hay programas que hacen actuaciones, sé que mi amiga Ana María Polo lo hace y es respetable.

¿Con cuántos peruanos trabajas en México?
Son nueve los peruanos que trabajan conmigo, eran doce, pero no se adaptaron al cambio y tuve que regresarlos a Perú. Ahora tengo un equipo reducido de investigadores, trabajo más con periodistas. Me encanta trabajar con peruanos, como Christian Córdoba y Christian Bustamante, ellos armaron un formato nuevo en México que funcionó muy bien. Son personas muy leales, estuvieron conmigo en los momentos más difíciles, cuando me quedé sin nada. Estoy segura que si tuvieran que matar por mí lo harían. Hemos hecho un equipo muy lindo.

Tienes un carácter bastante fuerte e impulsivo. ¿Alguna vez te trajo problemas?
Creo que mi carácter es la clave de mi éxito en la televisión. Cuando impones carácter la gente te respeta, es muy bueno. Natalia (Málaga) lo ha hecho en el Perú, sacó lo bueno de las chicas de vóley y las llevó a un mundial. Pero, sí, también trae problemas, de chica mi madre me metía ají en la boca para no hablar lisuras.

Mientras esperaba para entrar a Televisa vi a niños preguntando a sus padres por la señorita Laura. Pedían verte, querían conocerte. ¿En el Perú te pasaba eso?
No, lo que me pasa aquí es una cosa increíble, es una locura. Muchos jóvenes ven mi programa porque también trato casos referentes a ellos. Ahorita voy a hacer una campaña en contra de la legalización de la marihuana, pues considero que es el primer escalón hacia la drogadicción. Yo era adicta al cigarro y tuvo que pasarme algo muy fuerte para poder dejarlo. Gracias a Dios lo logré. Aquí me han pasado cosas muy buenas. He vuelto a nacer, adoro este país y si tuviera que dar la última gota de sangre por México, la daría.

¿Qué sientes por el Perú y por los peruanos?
Los adoro, considero que soy la peruana más mexicana. En el Perú tuve a mis mujeres de los comedores populares, a mis dos hijas. También conocí a Cristian Zuárez. Extraño mucho a su gente y a su comida. En el Perú hay gente muy buena, como el señor Tito Banchero que, cuando no tuve para comer, le empeñé mis joyas y un rólex muy lindo por 14 mil dólares. Al ver que no podía recuperarlo, alguien le ofreció 60 mil dólares por mi reloj, pero él no aceptó, lo guardó para devolvérmelo.

¿Volverías a hacer TV en el Perú?
Solo si voy con Televisa. Si ellos ven conveniente que haga un programa allá, de lo contrario no. Estoy muy feliz acá, pronto cumplo tres años y tengo contrato de cinco. Realmente estar aquí es un lujo, es la cadena hispana más grande del mundo.

Gisela Valcárcel y Jaime Bayly aspiran a ocupar un cargo político. ¿Incursionarías en política?
Sería manchar lo que hago y lo mío no se toca, es totalmente puro. Los errores que cometí en el Perú me enseñaron a desvincularme totalmente de la política. Jamás volvería a cometerlos. El arresto (domiciliario) fue muy duro, mis hijas sufrieron enormemente. Aún estoy saldando cuentas de tiempo perdido con ellas.

¿Cómo haces para mantenerte tan delgada?
Solo como pescado, proteína, clara de huevo, salmón, alcachofa, palta…, y cuando tengo algún defecto me voy a Otto Cedrón (cirujano plástico). Hace poco me hice una lipo en la rodilla porque con la edad la piel se despega un poquito, pero para todo hay solución.

Tienes una relación de trece años con Cristian Zuárez y él te ha pedido la mano nueve veces. ¿Por qué no le das el sí?
Lo nuestro es serio, es una convivencia, lo otro es solo un papel. Sé que me ha pedido matrimonio muchas veces, sé también que hay parejas que se casan después de varios años, pero nosotros estamos bien así. Posiblemente nos casaremos en algún momento, no descarto nada.

Mónica Cabrejos aseguró que Cristian la besó. ¿Te molestaron sus declaraciones?
Cómo crees que me van a molestar, me maté de risa. Cristian ha besado a 350 mil mujeres, al igual que yo, pelear por esas cosas sería absurdo. Aunque haya tenido una relación con Mónica no tendría por qué molestarme, lo que no fue en mi año no me hace daño. Conozco a la mamá de la hija de Cristian, conozco también a una de sus ex novias formales, y me llevo muy bien con ellas.

¿Es verdad que te da miedo que a Cristian se le cruce una mujer joven?
Sé que Cristian es joven y las chicas se le tiran; sin embargo, soy muy segura de mí misma. Las tetas te las pones, la piel te la jalan, pero un cerebro y la personalidad que tengo yo, nadie te las implanta. La personalidad es lo que realmente hace que el hombre esté al costado tuyo.

¿Y el sexo?
El sexo y la cama son solo cinco minutos. Lidiar las 24 horas con una imbécil debe ser aburrido. Conmigo, por lo pronto, Cristian tiene diversión garantizada. Nunca va a estar aburrido. Nunca va a tener una vida normal.

¿Cuándo sale tu libro de memorias?
Lo estoy trabajando. La parte de mi arresto ya está cerrada, pero aún me faltan datos antes y después de eso. Lo que está casi para salir es una revista que llevará mi nombre. Será sobre casos del programa y consejos para mujeres. Saldrá aproximadamente en octubre o noviembre. También voy a hacer radio y seré la imagen de Cablevisión.

Gisela Valvárcel apostó por los formatos extranjeros y le está yendo muy bien. ¿Has evaluado seguirle los pasos?
No soy buena negociante como Gisela. Soy bruta para eso, pero sí me gustaría traer a Beto para acá. Su formato está muy bueno (“El valor de la verdad”), sería un éxito en Televisa.