Lucho Cáceres responde a la Marina: "Siento mucho respeto y no creo que haya dañado su imagen"

El actor dejó en claro que ‘Octavio Podestá’, personaje que encarna en Matadoras, es totalmente ficticio

“Tengo la más profunda y sincera admiración por la Marina. En lo personal siento mucho respeto y no creo que he dañado su imagen”, señaló Lucho Cáceres al conocer que la Marina de Guerra del Perú rechazó los argumentos y escenas presentados en la miniserie ‘Matadoras’, en lo referente a la participación de su personaje ‘Octavio Podestá’.

El actor dejó en claro que el papel que encarna en la polémica producción de América Televisión es totalmente ficticio. Destacó, además, el trabajo de la Marina en su lucha por combatir el terrorismo y la corrupción.

“Yo soy actor y mi personaje es ficción, no está relacionado con nadie, mi personaje no existe. Así como hay buenos marinos también hay malos, y yo interpreto a uno malo, pero eso no quiere decir que la Marina sea corrupta. ¿El señor Giampietri (primer vicepresidente de la República) piensa que mi personaje ofende a la institución? Tiene derecho de pensar así, todo el mundo tiene derecho a manifestar lo que siente”, indicó el actor a elcomercio.pe.

“Yo realmente creo que la Marina es una de las instituciones que más ha hecho por nuestro país en la época del terrorismo, hasta con vóley, y eso está claro. Siempre supe que mi personaje era ficción, desde que me dieron el guión, siempre supe que este marino no existió para nada, simplemente estoy bajo la piel de un personaje”, remarcó Cáceres.

OCTAVIO PODESTÁTENDRÁ UN FIN LAMENTABLE
Finalmente, el actor confió que ‘Octavio Podestá’ es el personaje más “detestable” que ha hecho, y adelantó su lamentable fin. “Recibirá su castigo, lo botan, queda inválido, le dan de baja y tiene que huir del país. Es un tipo despreciable y no solo como marino, le pega a la mujer y tiene un sentimiento medio raro por la hija. Es el personaje más detestable que he hecho porque nadie es tan bueno ni tan malo, pero cuando hice este personaje mi preocupación era que no tenía nada bueno”, subrayó.