Magaly Medina se confiesa: "Soy a la antigua, yo sí quiero casarme"

Por otro lado, conductora está convencida de que su programa llegará a su fin en el 2012 y habla de nuevos planes en la televisión

Magaly Medina se confiesa: "Soy a la antigua, yo sí quiero casarme"

ALICIA TORRES VILLAVICENCIO

Magaly Medina jamás imaginó llegar a la TV, mucho menos que “Magaly Teve”, el programa que comenzó como una secuencia de farándula dentro de un noticiero, se haya convertido en uno de los espacios líderes de nuestra TV. El 1 de noviembre, la ‘Urraca’ celebrará los 14 años de su espacio al aire; no obstante, el festejo tendrá un sabor a despedida, pues la conductora está convencida de que este proyecto como tal llegará a su fin en el 2012.

“Me considero afortunada de tener el favor del público durante tantos años en un horario tan difícil y, sobre todo, tan competitivo. Es un reto que hago con gusto; si logro que la gente se divierta, es misión cumplida”, adelanta Magaly . Aquí, la periodista nos habla también del buen momento por el que atraviesa con su pareja, el notario Alfredo Zambrano.

¿Cómo será la celebración?
Este año va a ser modesta, solo para los chicos, para el próximo año, en el que cumplimos 15, lo estamos planificando mejor; creo que eso sí amerita.

Has dicho que cumplidos los 15 años cerrarás el ciclo de “Magaly Teve” para dar paso a Magaly Medina, ¿a qué te refieres?
A que el programa “Magaly Teve” debe salir del aire en algún momento y debe salir bien. Además, queremos explorar otros nichos de mercado, otras cuestiones en la TV. Entonces, hay que acabar con “Magaly Teve”, pero Magaly Medina como conductora aún tiene mucho para dar.

¿Renovaste contrato con ATV?
Todavía no he estampado mi firma, pero tenemos un acuerdo de caballeros. Estaremos acá hasta diciembre del 2012.

¿En estos 14 años, el Caso Paolo Guerrero es tu mea culpa?
No. Fue el más triste de nuestra historia, el caso en el que nos sentimos muy frustrados con respecto al sistema de justicia, pero no puedo hablar porque recién en diciembre termina mi sentencia. Hay momentos en los que he hecho un mea culpa, como en la exageración de las imágenes de las ‘prostivedettes’ o en la persecución feroz que tenía contra Gisela Valcárcel . Nuestra manera de hacer TV ha ido cambiando, ahora soy menos salvaje. Hemos ido tirando todo al sentido del humor, algo que me gustaría seguir haciendo. Me encanta estar en el escenario y burlarme de mí misma, del resto; que la gente sonría conmigo. Tengo una capacidad bárbara para hacer el ridículo. No me avergüenza, me gusta hacerlo frente a cámaras, fuera de estas sigo siendo tímida.

¿Qué nuevos proyectos tienes?
Hay mucha gente que nos presenta sus proyectos porque realmente queremos trabajar fuera de cámaras. He aprendido bastante de TV, no sé si eso se pueda enseñar, pero sí me gustaría volcarlo en programas. Aunque nuestra prioridad siempre será “Magaly Teve” hasta que el ciclo se cierre.

Alguna vez dijiste que te gustaría alejarte del periodismo de espectáculos, ¿aún lo piensas?
Creo que sí, específicamente del periodismo de espectáculos sí, pero no del entretenimiento.

¿De repente quieres animar algún programa, al estilo Gisela?
Tenemos estilos diferentes. A mí no me gustan los programas con público, eso se lo daría a otra persona. Estamos definiendo qué hacer, mientras no lo hayamos resuelto, no adelantaremos nada.

Gisela ha dicho que su conversión al cristianismo la ayudó a mejorar su relación contigo, a superar las críticas … ¿A ti qué te ayudó?
Las críticas yo las comencé a soportar desde el primer día que estuve en TV, eso me mantuvo con los pies sobre la tierra. A mí nadie me hizo creer que yo era la reina de mi horario y más bien me tiraban al piso en cada paso que daba. Y sí, el episodio que marcó mi acercamiento con ella fue la cárcel. Cuando estuve allí me acerqué a mi espiritualidad. Creo que las dos iniciamos este acercamiento sin ningún tipo de resentimiento.

En lo personal, ¿prefieres la convivencia antes que el matrimonio?
No, yo soy a la antigua, yo sí quiero casarme. Lo que pasa es que ya no tengo 20 años. La convivencia me parece una buena experiencia y se la recomiendo a todos, ahí te a das cuenta si la relación funciona o no. Pero, no conviviría eternamente con alguien; para mí, las cosas son serias.

¿Estás conviviendo con Alfredo?
Sí, estamos en proceso de adaptarnos a nuestras respectivas carreras, a nuestras obligaciones y metas personales; estamos tratando de hacer que los dos caminemos un solo sendero. Es difícil en una pareja, tratándose de una persona pública como yo y de una persona tan reservada como él.

¿Te gustaría volver a ser madre?
Me gustaría, sí, pero no sé si esta sería una edad [tiene 48 años] adecuada.

¿Podría ser una adopción?
Podría ser, pero eso tengo que discutirlo con la persona con la que piense vivir el resto de mis días. Ha sido un planteamiento sí, pero de los muchos que surgen durante una relación. Ya se verá.

Tus temas legales se los dejas a tus abogados, tú no hablarás ni de Jean Pierre Vismara ni de Aldo Miyashiro…
Después de salir de la cárcel, dejé el manejo de mis temas legales a mis abogados. Ellos nos asesoran sobre cómo tratar un tema para no caer en una difamación.

¿Cumples reglas de conducta?
En diciembre estará saldado mi tema con la justicia. Tengo un comportamiento normal, no estoy de farra por ahí, no frecuento lugares de dudosa reputación. Mis abogados siempre se encargan de pedir permiso para que yo viaje, no voy ni siquiera a Huacho sin solicitarlo.

‘REALITY SHOW’
La vida y pasión de Susy Díaz
Anuncias un nuevo ‘reality’ con Susy Díaz como protagonista…
Sí, empieza el 2 de noviembre y terminará con su boda [14 de noviembre] acá en el canal. Ella es nuestra Kim Kardashian. Si en Estados Unidos “E! Entertainment” le hizo un ‘reality’ antes de su boda, por qué nosotros no se lo podemos hacer a Susy. Además, su caso es bien peculiar, tiene 48 años, se acaba de enamorar de un joven [Andrés Olano] 20 años menor que ella y al parecer está perdidamente enamorada.

¿En el 2012 seguirás recurriendo al ‘reality show’?
Tenemos algunas ideas. Agarramos un ‘reality’ y lo hacemos a nuestro estilo. Eso le agrada a la gente, que no nos copiemos.