Maricarmen Marín: “Mi hombre ideal tiene que ser full ‘chamba’”

La cantante y actriz confesó que sueña con tener una familia grande, aunque se describe como una persona “insoportable”. Dijo que “Yo no me llamo Natacha” busca reivindicar a las empleadas del hogar

(elcomercio.pe)

Por Martín Acosta González

Maricarmen Marín se define como una mujer enamoradiza, “una de las que se ilusiona muy rápido”. Por ahora está sola, pero “a la espera su príncipe azul”, un hombre que por sobre todas las cosas debe ser ‘chambeador’. A pocos días del estreno de “Yo no me llamo Natacha”, la actriz y cantante habló un poco sobre su personaje, esa inquieta y “achorada” empleada del hogar que muy pronto alegrará el horario de las 8 de la noche.

“Mi personaje en la serie es igualita a mí. Tiene mucha calle y es muy enamoradiza. Yo también soy así de las que se ilusiona rápido. Michelle Alexander me comentó hace poco que el personaje estaba hecho para mí. Será por eso que al momento de grabar me sentía super bien. Mis amigos me dicen que hasta mis gestos están ahí”, dijo en entrevista a elcomercio.pe.

Maricarmen señaló que por ahora no piensa en el amor, pues está abocada a sus actividades como cantante. “Acabo de terminar la grabación de la serie y estamos en toda la promoción, luego de eso quiero cantar y cantar todo lo que resta del año”, dijo la nueva ‘Natacha’.

“Ahora estoy sola, la verdad es que soy insoportable. No tengo un modelo de hombre, no me importa que sea alto, gordo, flaco, chino, etc. Lo que sí quiero es un hombre de buen corazón, lindo, que sea una buena persona y lo más importante es que sea ‘chambeador’”, comentó la cantante, que hace unos meses terminó su relación con el productor musical Juan Carlos Fernández.

Pese a que aún no tiene pareja, Maricarmen sueña con casarse y tener una familia grande. “Me encantaría tener gemelos, lo importante es conocer a la persona ideal y unirnos para toda la vida. Cuando me tocan el tema del amor me vuelvo loca. Soy un poco sentimental”.

Respecto a “Yo no me llamo Natacha” dijo que la serie busca reivindicar a las empleadas del hogar desde una perspectiva cómica. “Espero que las chicas del hogar entiendan que también tienen derechos y que los hagan respetar. De hecho que la situación ha cambiado, ahora las chicas saben más cosas, tienen familia, quieren progresar y aspiran a mejores cosas. Ojalá inspire a mucha gente”.