Mariela Zanetti: "Fui vedette por necesidad y llegué a ganar hasta 5 mil dólares en un día"

En un ejemplo de perseverancia, la guapa trujillana cuenta a elcomercio.pe cómo alcanzó sus metas. Actúa, anima, hace radio, negocio y acaba de incursionar en la política como regidora de Surco

por Sonia del Águila

Hay veces en que la vida parece una historia sacada de la ficción, de un cuento donde los obstáculos –por más grandes que sean- se superan y los sueños se cumplen. Cuando la trujillana Mariella Zanetti llegó a Lima en busca de un futuro mejor no tenía planeado ser vedette, tampoco integrar el elenco de actores de uno de los programas humorísticos más vistos de la televisión nacional (“Recargados de risa”). Solo quería trabajar para sacar adelante a su familia, y vaya que lo consiguió. Actualmente ha sumado a su labor artística dos nuevas facetas: la de empresaria y la de regidora de la municipalidad de Surco. Sus ambiciones profesionales han crecido desmesuradamente, sin embargo, tienen un límite. “¿Si quiero ser Presidente de la República? Es demasiado estrés, me gusta la responsabilidad, pero no tanto”, alega.

EFRAÍN AGUILAR LA DESCUBRIÓ
Llegaste a Lima siendo muy joven, ¿cómo te dejaste cautivar por el vedettismo?
Vine a Lima a trabajar como degustadora porque quería entrar a la universidad y mi mamá no podía costearme los gastos. Llegué a la casa de una tía y fue ella –precisamente- quien me llevó a JB Noticias (fenecido programa humorístico de Frecuencia Latina) para hacer un cásting. Estaba por cumplir 18 años, no creí que iba a quedar, pero por cosas del destino quedé. Fue ahí que me ve Efraín Aguilar y me propone incursionar en el vedettismo.

Entonces, ¿fue él quien te descubrió?
Se puede decir que sí. Tuve suerte, Efraín sabe mucho y es un hombre super recto. Me inicié en la televisión con gente muy experimentada, como Haydée Cáceres, ‘Felpudini’ (Rodolfo Carrión)…

“FUI VEDETTE POR NECESIDAD”
Teniendo en cuenta que en el Perú las vedettes están mal vistas, ¿te costó aceptar la propuesta de Efraín?
Lo hice por necesidad, de una manera inocente, lo vi como una forma de ganarme la vida, con la única diferencia que iba a usar menos ropa. No es que me moría de hambre, pero lo vi rentable. Siendo secretaria o impulsadora no hubiese ganado nunca lo que gané como vedette, no hubiese podido comprarle un departamento o un carro a mi madre.

GANÓ COMO VEDETTE 5 MI DÓLARES EN UN SOLO DÍA
*¿Realmente es rentable ser vedette? ¿Cuánto ha sido lo máximo que has sacado por todo un día de trabajo? *
Es rentable, pero es muy sacrificado, te expones, pasas malas noches, no tienes vida social, tampoco vida familiar. He llegado a tener hasta 13 presentaciones en un solo día y a ganar 5 mil dólares. Mi tarifa era de 500 dólares.

La vedette es la principal artista en una revista musical, es la del vestuario de strass, de las botas altas, las medias de cocos, los accesorios llamativos… ¿El vestuario de una vedette es costoso?
Muy costoso. Si tienes varias presentaciones a todas no puedes ir con el mismo vestuario, además tienes que usar buenas cremas, buen maquillaje, buen tinte. Todo es caro, las botas son carísimas, las medias de coco cuestan 50 dólares, el vestuario 200 dólares como mínimo, tenía uno que me costó mil dólares.

¿Qué es lo más difícil de ser vedette?
Pararte frente al público y ganártelo, sobre todo a las mujeres. Hay públicos recontra recios. Hay que demostrarles a las mujeres que –aunque estás media calata- eres amiga de ellas y sus mariachis no corren peligro contigo. Me hice tan querida que esposas de diplomáticos me llamaban para que anime las fiestas de cumpleaños de sus esposos. Querían que salga con la torta y por eso me pagaban un montón de plata.

¿Te han hecho propuestas indecentes?
De repente han tenido la intención de hacerlas, pero no lo han hecho porque siempre he tenido un carácter complicado y he sido grandota. Me ha tocado meterle cachetadas a chicos que se han querido propasar conmigo.

¿Hay vedettes en el Perú?
Que se llame vedette quien quiera llamarse vedette, al final el único que decide si eres buena vedette o no, es el público.

¿Qué te llevó a decirle adiós al vedettismo?
Dejé esa etapa para empezar una nueva etapa de mi vida: ser madre. Necesitaba dedicarle más tiempo a Gamille. Fue difícil tomar esa decisión porque era plata que no ya no iba a ingresar, pero fue lo mejor.

Colgaste las tangas, pero le diste mayor fuerza a la actuación.
Es cierto. En actuación no soy improvisada, tengo estudios. Me inicié a los 17 años. A escasos meses de cumplir 18 ingresé a “JB Noticias”, luego pasé a Canal 7 con Tulio (Loza), también tuve una corta etapa en “Parlamiento” (Canal 13) y estuve una temporada en Canal 5, donde aún me deben. Actualmente estoy en América TV (“Recargados de risa”).

También has hecho cine y miniseries.
He participado en “Cielo oscuro” (ópera prima de Joel Calero). Hice un personaje muy bonito, sobre una chica que vende en Gamarra. Y hace poco estuve en la miniserie ‘Matadoras’, con el personaje de Yuyu, un personaje bastante grato.

¿Has hecho desnudos en cine?
No. He recibido varias propuestas para hacer cosas que no he querido, como desnudos o escenas demasiado picantes. Si bien es cierto que tuve mi etapa de vedette, no quiero que solo me vean como un cuerpo que solo sirve para salir calata, no es así. Soy una mujer trabajadora, capaz de triunfar en la vida, hago de todo, hace poco incursioné en radio, estoy en La Mega, de 8 a.m. a 10 a.m. en la conducción de “El vacilón regalón”.

También has incursionado en política, eres regidora del distrito de Surco. ¿Qué te animó a ingresar en un ámbito tan complicado?
Recibí varias propuestas, pero ninguna me convenció. Hasta que llegó Roberto Gómez (Alcalde electo de Surco) y me dijo que como regidora no quería que fiscalice, me dijo que quería que toque temas sociales. Ese fue el punto que me animó. Reconozco que es todo un reto que prometo cumplir con satisfacción, pues quiero que mi hija, cuando crezca, se sienta orgullosa de su madre.

*Muchos piensan que eres improvisada, que te aprovechaste de tu popularidad para obtener un cargo político. *
Para tener un cargo político no necesitas tener un título, necesitas tener las ganas de trabajar por tu país, y ganas a mí me sobran. Es más, con la esposa de Roberto Gómez ya empezamos a trabajar, estamos organizando una chocolatada navideña para los niños de Surco.

¿Te arrepientes de algo que has hecho en la vida?
De nada. Me siento independiente y feliz porque he logrado hacer cosas importantes, como darle estabilidad económica a mi familia.

Dicen que quien tiene suerte en el dinero no tiene suerte en el amor. ¿Es tu caso?
Por suerte no, a mí me ha ido bien en el amor, todos me han amado, nunca me han dejado, yo he sido la que ha dejado. Ellos han sido los tontos que han perdido una buena mujer.

Con Farid Ode no te fue bien, hasta le entablaste un juicio por alimentos.
A Farid yo lo dejé, luego él quiso volver y fui yo la que no quiso. De todo lo malo le saqué algo bueno: mi hija. En cuanto al juicio, creo que es un tema de responsabilidad, pues así como hay deberes, hay derechos. No estoy pidiendo nada para mí, todo lo que pido es para mi hija. Mi hija no es un juego.

Más de una vez se ha rumoreado que tuviste una relación con Miguel Rebosio. ¿Es cierto que pasó algo entre ustedes?
Se especulan tantas cosas. Si antes no dije que sí y tampoco dije que no, menos lo voy a decir ahora. No lo desmiento, pero tampoco lo afirmo. Creo que hay que respetar a segundas y terceras personas. Somos amigos y punto.

¿Y con Jéfferson Farfán?
Podría ser mi hijo.

¿Cómo te va con tu pareja?
Me va bien, tenemos planes, pero no quiero hablar mucho de eso, porque cuando menos lo piensas cambian.

¿Qué opinas del trabajo de Tula en “Mega Show”?
A ella siempre la veo bien, es una mujer muy talentosa, pero algo pasa, tiene que darle un giro a su programa, probablemente salir los sábados, pero más tarde.

ASEGURA QUE GISELA SE COPIÓ DE TULA Y DE ELLA
Si sale los sábados a las 10:00 p.m. competiría con Gisela Valcárcel.
Da lo mismo, porque no compite con ella, pero igual las asocian. Además, si Gisela está en la noche y le va bien, no significa que otras personas no puedan hacer un programa nocturno. Hay que recordar también que hace tiempo a nosotras (a Tula y a ella) nos ofrecieron un programa en la noche, en todo caso la que se copió fue ella (Gisela).

¿Por qué no se concretó el programa?
Tula tuvo unos problemas con América TV, ojalá que se retome esa posibilidad. Las dos tenemos muchísima química, somos muy amigas, aunque hablamos muy poco, un programa conducido por las dos sería un golazo.

¿Qué te pareció la entrevista que le hizo Cacho a Tula?
Creo que a los dos se les pasó la mano. Ella se expuso, yo no voy a hacer acuerdos con el enemigo porque sé que va a atacar. Antes a Cacho lo consideraba un chongo, pero creo que su condición de homosexual no le da derecho de tratar mal a las mujeres, de ser maricón.

“Soy cambiante, loca, jodida, pero bien chamba. Soy simple, aburrida y bien sentimental”. Así se define Mariella Zanetti, una mujer que en la calle no pasa desapercibida: su zigzagueante estilo de caminar y despampanante figura roban miradas y atrevidos piropos. Ella lo sabe. Sonríe y agradece. “Me debo al público”, sentencia.