Mercedes Sosa cautivó al público desde los 15 años

A continuación un repaso por la vida de esta artista argentina que murió a los 74 años

Haydée "Mercedes Sosa":http://elcomercio.pe/noticia/350653/fallecio-cantante-argentina-mercedes-sosa-74-anos_1 nació el 9 de julio de 1935 en un hogar humilde, pero "abrigada por los afectos primordiales", en la norteña ciudad de San Miguel de Tucumán. Durante esos años se enraizó su apego por las expresiones artísticas populares. Ya quinceañera, triunfó en un certamen organizado por una radio de Tucumán. Más tarde se casó con el músico Oscar Matus, con quien tuvo un hijo e integró la corriente renovadora del folclore Nuevo Cancionero, uno de cuyos mentores fue Tejada Gómez. "La Negra" se dio a conocer a todo el país a través de su debut en 1965 en el festival folclórico de Cosquín, en la provincia de Córdoba, de la mano del cantor Jorge Cafrune. Iniciaba un exitoso camino que la conduciría al Carnegie Hall de Nueva York, al Concertgebouw de Amsterdam y a la Plaza de Toros de Madrid, así como a compartir escenario entre otros con Luciano Pavarotti y Joan Baez. A fines de la década del 60, la cantante de rasgos aindiados ya había subyugado al público europeo y de los Estados Unidos con sus actuaciones. En 1969 grabó "Mujeres Argentinas", y al año siguiente, "El grito de la tierra" y "Navidad con Mercedes Sosa". En 1971 lanzó su tributo a la gran protagonista del canto popular chileno con "Homenaje a Violeta Parra" y en 1977, con "Mercedes Sosa interpreta Atahualpa Yupanqui", hizo lo propio con el compositor y cantor argentino. Su firme compromiso político y su simpatía por causas de izquierda le valieron el exilio en París y Madrid durante la última dictadura militar (1976-1983). En 1982 regresó al país, donde la esperaba una calurosa acogida por parte del público. Dio una serie de conciertos históricos, de lo cual da testimonio el álbum "Mercedes Sosa en Argentina". Acompañados por la euforia del regreso a la democracia, se sucedieron nuevos discos como "Será posible el sur" (1984), "Yo vengo a ofrecer mi corazón" y "Corazón americano" (1985), junto con extensas giras. En 1997 fue ella quien presentó a su amigo y rockero Charly García en Cosquín, un acontecimiento que marcó la historia del evento folclórico. Un gesto coherente con su permanente acercamiento y apertura hacia otros géneros musicales. Así, en el disco "Alta Fidelidad" Mercedes cantó ese año al mito del rock argentino, al igual que ha interpretado numerosos temas y compartido micrófono con otros músicos argentinos como León Gieco, Víctor Heredia y Fito Páez. Lo mismo cooperó para que llegaran a nuevos públicos las canciones de los cubanos Silvio Rodríguez y Pablo Milanés, o para que el brasileño Milton Nascimento ingresara al mercado de la lengua española. En 1998, el álbum "Al despertar" marcó su reencuentro a pleno con su raíz folclórica, y dos años más tarde concretó la grabación de la obra cumbre del folclore local, la "Misa Criolla" de Ariel Ramírez. La cantante volvió a ratificar su vigencia en 2005 con la salida de "Corazón Libre", luego de tres años de silencio discográfico y de permanecer alejada de los escenarios por problemas de salud. No casualmente Mercedes Sosa interpretaba frecuentemente "Gracias a la vida", con la que probablemente pudo sentirse identificada: "Gracias a la vida, que me ha dado tanto, me ha dado la marcha de mis pies cansados, con ellos anduve ciudades y charcos, playas y desiertos, montañas y llanos".

Tags relacionados

espectáculos

Mundo

mercedes sosa