Nicole Pillman: "Ser artista es distinto a ser famosa"

La joven cantante que despegó en ‘Latin American Idol’ acaba de lanzar su primera placa musica. Ramón Stagnaro, Álex Acuña y la acompañan en su disco debut

Nicole Pillman: "Ser artista es distinto a ser famosa"
Por *José Puga* De niña Nicole Pillman soñaba con lanzar un álbum donde pudiese reflejar esa pasión que brota espontáneamente de ella a cada minuto. En su casa en San Martín de Porres, debido a la melomanía de su padre nacida por su tarea como fabricante de equipos de sonido, la música de Arturo “Zambo” Cavero, Donna Summer, Eva Ayllón, Gloria Gaynor, entre otros íconos del criollismo y de la música disco, fueron calando por años en sus ambiciones y gustos. Después de 15 años de ser una habitué de los programas concurso (antes de alcanzar "notoriedad en 'Latin American Idol'":http://elcomercio.pe/ediciononline/HTML/2008-07-31/nicole-pillman-clasifico-latin-american-idol.html participó en “Aló Gisela”, “Camino a la fama” y “Desafío y fama”), Pillman ha podido por fin materializar sus anhelos. El disco, que lleva su nombre por título acaba de ver la luz, ha sido producido por "Phantom Records":http://www.phantom.com.pe/empresa.php y en enero iniciará una gira por Lima y provincias. “Mi verdadera meta al ir a tantos concursos era poder editar un álbum propio. Cuando entré a “Latin American Idol” quería ganar el premio para poder hacer mi disco y ahora lo he logrado con Phantom. En nuestro país no existen disqueras y, por más que uno sueñe, la realidad es aplastante”, explica la cantante de 22 años. Desde que junto con Sandra Muente mantuvo en vilo a todo el país durante su participación en “Latin American Idol”, Nicole dice haber crecido en todo sentido. Durante este año y medio, el proceso de grabar un disco y la gira nacional que realizó le han enseñado a desenvolverse mejor sobre el escenario. “Obviamente ha sido difícil volver al grado de exposición de antes, pero ser artista es distinto a ser famosa. Antes no movía un dedo y todos hablaban de mí. Ahora no es así, pero de hecho he crecido después de grabar este disco”, sentencia la cantante. *DESPUÉS DEL TEMBLOR* Su disco cuenta con 10 temas en los que ha colaborado el virtuoso guitarrista peruano Ramón Stagnaro, el maestro del bajo John Peña y el experimentado Ed Smith en la batería. Con este trío habría sido suficiente para tener una gran placa (entre los tres han trabajado con Diana Ross, Celine Dion, Andrea Bocelli, Chick Corea, Nelly Furtado, entre muchos otros grandes de la música), pero además sumaron su talento el percusionista Álex Acuña y Jeff Nathanson, el saxofonista de Luis Miguel. “Nunca soñé tener tantas colaboraciones en mi primer disco. Lo más increíble es que todo se fue dando en el camino y no tenía el presupuesto para hacer algo así. Mucha de esta gente no arriesga tanto con una artista desconocida, sino que envían sus temas a personas ya consolidadas en la industria”, señala Nicole Pillman nerviosa por este increíble y repentino golpe de suerte. Otra de las novedades del álbum, producido por José Carlos Ponce y Diego Rivera, entre Miami y Los Ángeles, es que contó además con temas de reconocidos compositores como Alejandro Jaén (autor de “Ese” de Jerry Rivera) y Claudia Brandt (colaboradora de Ricky Martin, Santana, Chayanne y Paulina Rubio). Además de transitar por melodías pop ligeras y muy templadas en lo interpretativo, el álbum está poseído en sus letras por la voz de una mujer solitaria, arrepentida, que está por salir de una enfermiza relación, a tal punto que uno se pregunta si habrá una historia personal detrás de la elección de estos temas. “Cuando uno escribe siempre refleja su propia historia, pero más exagerada. Es como cuando estoy sobre el escenario y debo dramatizar un poco mi actuación. Igual soy una llorona empedernida y siempre le veo el lado trágico a todo”, explica Pillman, algo ruborizada.