Raúl Romero: “Sería soberbio pensar que lideraré el horario”

Conductor dice que llega a Canal 5 sin aires de divo, que solo será un obrero. También adelantó que en su nueva apuesta incluirá concursos con niños

Raúl Romero: “Sería soberbio pensar que lideraré el horario”

Ana Valenzuela

Con la cautela adquirida en las casi dos décadas que lleva en televisión, Raúl Romero dice que empieza una nueva etapa en Panamericana TV sin ninguna pose de divo. Se muestra consciente del trabajo duro que le espera a partir de abril, mes en el que prevé estrenar su primer programa en la televisora. Ahora que será el líder de su propia productora, Romero reflexiona acerca de sus experiencias, buenas y malas, en la TV.

¿Qué te llevó a emprender tu propia productora y salir de Canal 4?
Con la disolución de la empresa que tenía con Mariana Ramírez del Villar y Diego Quijano, “Lima limón” y “Habacilar” pasaron a manos de los ejecutivos del canal y ellos decidieron seguir con mis ex socios. A mí me ofrecieron un horario en el fin de semana, pero ahí apareció la oferta de Panamericana que al final acepté.

¿Pasar de un canal con antena caliente a otro que está en recuperación no es dar un paso atrás?
No creo que sea así. No olvidemos que América no siempre fue el canal inmenso y exitoso. Cuando ingresamos a América, déjame equivocarme, el ‘prime time’ no subía de los 8 puntos. Era un canal al que ibas para poner el hombro.

¿Repetirás la misma historia, ahora en Panamericana TV?
Diría que el grado del reto ahora es mayor. La actual antena de Panamericana está realmente fría (risas). Ahí se tienen esfuerzos heroicos, especialmente de Aldo Miyashiro y su equipo. Ellos llevan muchos meses peleando.

¿Serás el nuevo héroe?
No me veo como un héroe. Seré el obrero número 250. No habrá héroes, reinas ni reyes. Todo será chamba. Uno tiene que estar donde hay leyenda, donde lo necesitan, donde su espada cuenta. En América hay mucha consideración, hay muchos artistas, pero es un escenario diferente.

¿Volverás a las 6 y 30 de la tarde?
No hemos hablado de horarios aún. Solo adelantaré que el segundo proyecto saldrá entre las 12 y las 5 de la tarde. Prefiero no decir más del tema.

¿Por qué?
Porque la gente se pone mosca y luego nos desaparece. Queremos tener nuestros cinco puntitos y que nadie nos pisotee.

¿Qué te ha llevado a apostar por un programa dirigido a la familia y ya no solo a los académicos?
Mi experiencia con “Canta si puedes” y “Amigos y rivales” me ha encantado. Quiero repetir ese ‘feeling’ hermoso con los niños . Lo haré en secuencias o en lo que fuera del nuevo programa.

¿Vas con la intención de liderar el horario que ocupes?
Somos conscientes de que nuestra primera etapa no será de éxito en el ráting. Sería soberbio pensar que lideraré el horario.

¿Corres un alto riesgo?
Sí, hay riesgo, pero no locura. A mis 50 años no estoy para locuras. Es un riesgo controlado, que se toma en el contexto de una apuesta del canal por mejorar su infraestructura y su emisión.

¿Es verdad que en uno de tus proyectos estará Daniela Luján?
Sobre ese tema no quisiera hablar. Lo que hay es lo que ya dije.

¿Tu ingreso a Panamericana está relacionado con la salida de María Pía Copello de la televisora?
A María Pía la adoro. No he tenido nada que ver con eso. Me daría asco a mí mismo generar influencias de ese tipo. Pienso que la chica Copello es exitosísima, talentosísima y muy alegre. Me encanta. Seguro volverá.

¿Ahora mantienes una relación cordial con Gisela Valcárcel?
No tengo ninguna relación con Gisela. Excepto que todos los días leo tres páginas por periódico acerca de ella (risas). Ya no estoy en América, estoy en el otro contexto y miro hacia el futuro.

¿Se dieron problemas entre ustedes por los productos que ofrecían a América TV?
No tengo alguna aspiración de supremacía. No me interesa en lo más mínimo. Yo tengo una hora y media en la televisión y el resto de mi vida se llama familia.

¿No te sentiste una figura destacada de América?
Nunca me sentí así. Cuando tenía que hacer un programa grabado dormía en el suelo, me duchaba sobre cuatro baldosas rotas, no tenía un estacionamiento. Nunca pedí nada. Quiero dejar en claro que nunca utilicé mi programa para hacer daño a nadie. Ni lo haré.

¿Con tu nueva empresa producirás formatos propios?
Sí, estamos trabajando en un formato propio. Creo que los formatos son el marco que un talento, es decir un conductor, necesita para hacer sostenible el proyecto.

¿Crees que en “El último pasajero” falló el formato o el talento?
Creo que “El último pasajero” es un formato exitosísimo. No lo he dicho antes porque no era libre para decirlo. Me parece que el formato era para fines de semana, no diario. Se gasta. La buena conducción de Adolfo hizo que no se gastara antes. Sin él habría durado menos. Para mí, la conducción de Adolfo fue impecable.