Rebeca Escribens: "Me da mucha impotencia sacrificar el tiempo con mis hijos por 'El gran show'"

En entrevista con elcomercio.pe, la conductora de TV sentenciada en el ‘reality’ dijo sentirse frustrada porque no puede realizar piruetas como Belén Estévez

Por Sonia del Águila

En la última gala de ‘El gran show’, Rebeca Escribens tenía la sonrisa dibujada en el rostro, pero por dentro un gran dolor –que ocultó- le desgarraba el alma. Ello la llevó a perder la concentración, tuvo una participación muy floja y cayó en sentencia junto al periodista Mauricio Fernandini.

Asegura que se siente culpable de lo que pasó y está dispuesta a resarcir su error. Ensaya más de dos horas diarias y ha iniciado una dura tarea de promoción para conseguir el apoyo del público. “No me agrada mucho estar en sentencia, ni a mi soñador tampoco. Son tres las coreografías que bailaremos este sábado. Está el duelo (“Fiebre de sábado por la noche”), una guarachita y el bailetón que es un chachachá”, contó Rebeca a elcomercio.pe.

“Por Dios, por la Virgen y por todos sus hijos, voten por la opción 14. No lo hagan por mí sino por Giovanna, que es una niña de 11 años, cajamarquina, que nació con malformaciones y que necesita de una operación urgente para poder separar los deditos de su manito. Solo tiene una manito, en la otra extremidad necesita una prótesis, además de ayuda psicológica porque tiene la autoestima baja, su mamá falleció y su papá la abandonó. Actualmente vive en un albergue que la quiere y le da mucho amor, que es lo que principalmente un ser humano necesita cuando es chiquito”, detalló.

¿Ya conociste a tu soñadora?
Sí, la conocí hace dos semanas. Las historias son lindas cuando las cuentas, pero cuando las ves toman otra dimensión.

HIZO LAS PASES CON MAURICIO FERNANDINI
Hace unos días exteriorizaste tu molestia porque Mauricio Fernandini anunció que renunciaría a “El gran show” y luego dio marcha atrás. ¿Cómo está ahora la relación entre ustedes?
Nunca fue áspera. Él es una persona profesional, seria y lo tomó bien (sus comentarios), pero yo no me iba a quedar callada. Por lo general suelo no responder ni entrar al juego de nadie, pero esto es una competencia y no estoy sola. Estoy por un lado con Giovanna y por otro con Moisés (su soñador). Dije lo que tenía que decir, creo que se manejó una información que no fue totalmente convincente, real, verdadera, sostenida, ni mucho menos que haya trascendido. No está mal, cada persona tiene derecho a opinar y a decir las cosas, pero yo también tengo derecho a responder y dar opiniones.

SE SIENTE FRUSTRADA PORQUE NO PUEDE ABRIRSE DE PIERNAS COMO BELÉN ESTÉVEZ
¿Es la primera vez que participas en un ‘reality’ de baile?
Bailé antes, pero me lesioné las rodillas. Hice ballet de niña, pero nunca llegué a abrirme de piernas y me siento frustrada porque no puedo hacer las piruetas de Belén (Estévez). Pero bueno, cada quien es bueno en lo que hace. Si bien es cierto es una competencia de baile no necesariamente tiene que ganar el que baile mejor. Hay muchos ingredientes que influyen: la simpatía, el cariño de las personas, la química entre las parejas, la originalidad de las coreografías…

¿Después del desenfadado baile que ofreció Fernando Roca Rey (“Lo hecho está hecho” de Shakira) en la última gala del concurso, sigues pensando que baila mal?
Él sube un hombro y baja el otro. Mi compadre no baila, pero tiene gracia. Es posible que muchas de las personas que entran a “El gran show” no estén conscientes del bailarín que tienen dentro y de pronto lo empiezan a sacar.

En la última gala no te fue bien, ¿qué pasó?
Hubo muchas cosas que dejé que se atravesaran en el camino. Tengo que contarles algo: el sábado fue una fecha muy complicada para mí, mi mamá cumplía 10 años de fallecida y el mismo día era santo de mi hermana menor. Setiembre para mí es un mes muy complicado y aún sabiéndolo decidí estar en el ‘reality’. Por lo general me retiro de todas las cosas que estoy haciendo para estar calmada porque a veces no sé manejar las emociones y pasa lo que pasó el sábado. Siento culpa, me siento responsable (de haber caído en sentencia).

Con el ‘reality’ y el programa (“Que vivan las mujeres”) pasarás más tiempo en la calle que en tu casa . ¿Eso te ha traído problemas con tu esposo?
Es el hombre más maravilloso que ha pasado por mi vida. Es un santo. Dice que tengo el síndrome de la Mujer Maravilla porque me parto en cinco para cumplir con todas las cosas que tengo que hacer. También tengo el síndrome de la autosuficiencia, que creo que todo lo puedo hacer y quiero ganarle al tiempo y no siempre las cosas te salen bien.

SU ESPOSO LA APOYA
¿Tu esposo también baila? ¿Te ayuda con los ensayos?
Baila lo justo y necesario en privado, pero es un hombre espectacular. Es importante el aliento, la admiración mutua, el respeto y poder decirte creo en ti, vamos tú puedes. Es fundamental su ayuda.

Dices que esta semana ha sido la más difícil para ti, ¿pensaste en algún momento en dar paso a un costado?
Sentí en algún momento mucha debilidad, pero nunca pensé en retroceder. No podría abandonar el concurso.

¿Por qué la gente tendría que votar por ti y no por Mauricio?
Por una cuestión de elección. Así de simple. Quiero que el público sea fiel a lo que le gusta y a lo que le indica el corazón, no quiero subestimar el sueño de otros concursantes. Nadie merece ser subestimado, cada uno de nosotros somos un mundo distinto y único. Yo estoy acá para dar a conocer y lograr que la gente se enamore del sueño de Moisés. Se te parte el corazón, lloras y te debilitas de impotencia porque ya no sabes qué hacer, y estoy haciendo las cosas lo mejor que puedo (Sus ojos se llenan de lágrimas).

¿Qué sacrificaste para poder participar en el ‘reality’?
El tiempo con mis hijos porque para una madre los hijos son todo. El hecho de que mi hijo (de un año) haga algo y no pueda verlo, solo me lo cuenten, me da mucha impotencia. Solo espero que tanto sacrificio valga la pena.

Angie Jibaja ofreció borrarse los tatuajes del cuerpo para conseguir los votos del público. ¿Tú qué ofreces?
Te voy a ser sincera, al de arriba (Dios) le he ofrecido algo. Al público le pido que vote por Giovanna, por mí no, porque yo soy solo la cara.