Rodrigo Sánchez Patiño será un cirujano plástico en "Clave Uno"

La tercera temporada de la serie de Frecuencia Latina se estrenará este martes 21. “Actuar es una chamba difícil”, nos confesó el actor

Rodrigo Sánchez Patiño será un cirujano plástico en "Clave Uno"

Un nuevo reto tiene entre manos el irreverente y carismático actor Rodrigo Sánchez Patiño: ponerse en la piel de Javier Abugattás, un cirujano plástico que llegará al hospital Santo Socorro con el objetivo de ganarse el cariño del personal médico y de los pacientes, para luego poder acceder a un cargo político. “Es una persona calculadora, soberbia, que se cree superior a los demás”, adelanta el artista de 28 años.

Rodrigo es parte del reparto de la tercera entrega de la serie “Clave uno”, que se emitirá desde este 21 de setiembre a las 9 p.m. por Frecuencia Latina.

El actor, hijo menor de la recordada animadora infantil Mirtha Patiño, se inició en el mundo artístico cuando aún era un escolar. Se confiesa feliz con su profesión y no descarta volver a concursar en un ‘reality’ de baile.

¿Cómo ingresaste a la TV?
En realidad empecé haciendo teatro y cuando estaba en el colegio se dio la oportunidad de hacer comerciales. Un primo mío ingresó a la producción de Iguana y me pasó la voz para un cásting y pasé como extra en “Torbellino”.

¿Crees que tu mamá, la animadora infantil Mirtha Patiño, influenció en ti para que te inclinaras por el mundo artístico?
En mi familia somos cuatro hermanos y bajo ese concepto ellos también deberían haber estado en la televisión. Mi mamá nunca nos presionó para hacer nada, yo descubrí mi vocación.

¿Cuándo descubriste que lo tuyo era la actuación?
Creo que todavía no me he dado cuenta [risas]… Actuar no es una chamba fácil, pero la satisfacción que te deja es excelente. Es una carrera que siempre te permite mejorar y, mientras voy creciendo y madurando, voy ratificando que esto es lo que más me gusta.

Por ahora te vemos interpretando a un asistente en“Los exitosos Gome$”. ¿Cómo se dio la propuesta?
A Susana Bamonde la conozco desde hace tiempo y me pasó la voz para entrar a la serie, ya que justo se habían finalizado las grabaciones de “Clave uno”. Me propuso estar en los últimos 20 capítulos. Es un asistente de producción que tiene una historia de amor con Lily [Anelisse Fiedler].

La serie ha tenido una gran acogida en el país y también se emite por la cadena Telemundo. ¿Cómo tomas este logro?
Estoy superfeliz porque es una producción peruana y la mayoría de actores son mis amigos.

¿Qué tan importante es para ti la internacionalización?
Algunas de las cosas que he hecho ya se han visto afuera. Es bueno porque es más chamba peruana que se ve afuera y es importante que reconozcan mi trabajo no solo acá.

¿Cómo defines a Javier Abugattás, el cirujano que harás en “Clave uno”?
Es un médico materialista que, si bien entra al hospital porque tiene ganas de ayudar, también quiere salir adelante y llamar la atención para tener puestos importantes. Su objetivo, el primero, no es necesariamente ayudar sino figurar. Es el antagonista.

¿Él tiene un interés político y por eso ingresa a trabajar a un hospital?
Creo que eso lo descubre en el camino, tiene intenciones de seguir escalando en su carrera, pero primero buscará meterse en el hospital; después, apoderarse de este.

¿Tu personaje tendrá algún romance en la trama?
Tendrá un romance con el personaje de Cati Caballero, en los primeros 10 o 15 capítulos se verá más el tema y después se le irá dando otro toque. Ella no es doctora, pero es una mujer guapa y la llevará al hospital y a reuniones con políticos para lucirse.

Normalmente interpretas a los antagonistas en las ficciones. ¿A qué crees que se deba ello?
Hay papeles en los que uno encaja mejor, no es que no pueda hacer otro tipo de personajes. Si bien hay una característica parecida en la mayoría de los personajes que interpreto, los productores y directores tendrán el ojo para ver en qué tipo de papeles puedes hacerlo mejor.

¿Con qué tipo de personajes te sientes más cómodo?
En algún papel que suene interesante, al que se le pueda trabajar distintos matices. Deben tener una historia que contar, que llame la atención y que no sea plano.

¿Cómo tomas los comentarios que dicen que “Clave uno” imita a ficciones médicas del extranjero?
Nuestro referente son las producciones de afuera, no es una copia exacta ni burda porque está ligada a la realidad peruana, con casos reales que suceden acá. Por eso la gente se siente identificada.

El año pasado fuiste héroe en “El show de los sueños”. ¿Qué tal la experiencia?
Muy buena, siempre había tenido ganas de participar desde la primera temporada, pero por falta de tiempo no podía. Me gustó mucho ayudar a través de algo divertido como el baile y el canto. No descarto volver a participar en otro.

También participaste en cine.
Sí, en “La bala perdida” (2001), una película de Aldo Salvini, fue increíble, la experiencia fue distinta a lo hecho en televisión.

¿Qué tan importante es para ti volver a actuar en el cine?
No me quita el sueño. Estoy tranquilo con lo que hago. Lo demás llegará solo.