Rossana Fernández-Maldonado: "Jamás haría un desnudo en TV"

La actriz debuta como claun el próximo 25 de julio, interprentando a Luz Gringuita en la teleserie La santa sazón

SONIA DEL ÁGUILA T.
Redacción Online

La santa sazón, producción de July Naters que se estrenará el próximo 25 de julio, marcará el retorno a la televisión peruana y el debut como claun de Rossana Fernández-Maldonado. La bella actriz, quien encarnará a Luz Gringuita en la esperada teleserie de Panamericana, asegura que hacer comedia es su pasión, y aunque aclara que está preparada para encarnar cualquier personaje, hace una salvedad. “Jamás haría un desnudo”, nos dice.

¿Regresas a la televisión peruana con “La santa sazón”?
Así es, empezamos a grabar hace dos meses, luego de tres semanas de ensayo. Después de ser mamá es lo primero que hago en televisión y estoy de feliz de estar en este proyecto.

¿Un proyecto que marca tu debut como claun?
Es verdad. Esto es algo nuevo para mí. Tenía muchas ganas de hacer comedia. July Naters (productora de “La santa sazón”) me llamó un día y me dijo que estaba preparando una serie que parecía una novela y que era un cuento de claun. Como nunca había hecho claun, solo unos talleres, tuve mis dudas, pero ella me dijo que no me preocupara. Al principio me costó interpretar a Luz Gringuita, ahora todo fluye solo.

¿Cómo es tu personaje?
Es una chica que tiene buen corazón, buenos sentimientos, es luchadora y tiene carácter fuerte. Ha crecido rodeada de lujos en una familia de clase alta. No tiene mamá, ni papá, la crió el malo de la serie. Su historia empieza cuando ella regresa a su país para ayudar en el restaurante que fue de su mamá y es ahí precisamente donde conoce a Gastón Piña (César Ritter) y se enamoran. Van a tener un amor imposible.

¿Es cierto que el personaje de César Ritter y el tuyo están inspirados en Gastón Acurio y en su esposa Astrid Gutsche?
Leímos eso en la prensa y nos pareció chistoso. Imagino que los relacionan por el tema de la comida, todo el mundo está feliz con ese tema, todos hablan bastante de eso y la serie ocurre en la cocina, pero los personajes no han sido inspirados en ellos.

Es común verte interpretando a la buena de la historia ¿Extrañas los personajes de mala, como el que tuviste en “La mujer en el espejo”?
Me gusta hacer de mala, es chévere, es divertido porque las malas son las que hacen y las buenas las que reciben. Realmente los extraño.

¿Qué personaje te gustaría hacer?
Me encantaría hacer el musical “La novicia rebelde” y “Mamma mía”. Me gusta cantar, casi siempre hago musicales, el año pasado hice uno y después de que di a luz hice el reencuentro de “Nubeluz”

¿Qué no harías en televisión?
No haría un desnudo, no me lo han propuesto y espero que tampoco me lo propongan porque no aceptaría. He hecho de prostituta, de cabaretera sin quitarme la ropa. En el musical “Cabaret” salí con poca ropa, pero estaba vestida, me encanta hacer cosas locas, eso para una actriz es un regalo.

¿Preparas algo más en cuanto a actuación?
Acabo de terminar la temporada “Amor sin barreras”, fue una experiencia muy bonita y el resto del año espero no hacer nada más. Quiero pasar más tiempo con mi esposo y mi hija y aquí estoy todo el día.

¿Cómo te cambió la vida el ser madre?
Me la cambió en todo sentido. Mi hija tiene 10 meses, cuando estoy acá (en las grabaciones) la extraño. He estado bastante tiempo con ella, le di de lactar, a veces la traigo. Después de estar 8 meses pegada a ella y a mi esposo (el argentino Nicolás Sáez) salir ha sido un poco difícil, pero estoy contenta porque me gusta actuar.

¿Planeas tener más hijos?
Me encantaría, pero ahorita quiero desarrollar mi trabajo, de repente dentro de un par de añitos. Recién estoy recuperando mi peso, aún tengo un par de kilitos demás, aunque el dar de lactar y comer sano ayuda bastante, también empecé a ir al gimnasio.

En los últimos años estuviste afuera. Supimos que participaste en producciones en Bogotá, Estados Unidos, Colombia y Brasil. ¿Qué te animó a regresar al Perú?
Fue un poco sin planearlo porque yo terminé la novela que estaba haciendo en Colombia y regresé a casarme. Empezamos a trabajar aquí y a los dos (a su esposo y a ella) nos fue recontra bien, entonces nos fuimos quedando, y aquí estoy. La verdad es que estoy feliz porque lo que más extrañaba era el mar y la comida peruana, como el ají de gallina y la papa a la huancaína, además de los amigos y la familia.

¿Qué te parece la TV peruana de ahora?
Cuando recién me fui, el 2001, estábamos en una época súper difícil, cuando Fujimori (Alberto) se fue del país yo trabajaba para América Producciones y mis jefes se tuvieron que ir, fue una época complicada y se paró la tele. Justo encontré algo afuera y me fui, pero ahora está mucho mejor que antes y no solo en la ficción, también hay más producción nacional en cuanto programas nocturnos y de espectáculos. Eso es bueno porque los actores tenemos más trabajo.

¿Esta en tus planes conducir un programa de TV?
Tengo el bichito, pero no sé si lo podría hacer. Cuando salí de “Nubeluz” me hablaron de hacer un programa infantil, pero no acepté porque no me veo haciendo un programa de ese corte, me gustaría hacer otra cosa.