Sean Connery envuelto en una disputa legal por diamantes e inmuebles

Según diarios británicos, el destacado actor tendrá que comparecer la semana que viene ante un tribunal en Ginebra

El actor escocés Sean Connery, que dio vida al primer James Bond, está envuelto en una disputa jurídica sobre diamantes e inmuebles valorados en varios millones, informan hoy los medios británicos. Al parecer, Sir Sean Connery vendió algunas propiedades de un ex amigo después de haber discutido con él. Según los diarios "Daily Telegraph" y "Daily Mail", el actor tendrá que comparecer la semana que viene ante un tribunal en Ginebra. Connery prestó en los años 70 a su entonces amigo Jean René Canela cuatro millones de para proyectos inmobiliarios en la Costa Azul, señalan los periódicos. Como garantía del crédito, René entregó a Connery acciones, diamantes e inmuebles entonces valorados en diez millones de dólares. Cuando el actor quiso recuperar el dinero prestado, el empresario no pudo saldar sus deudas, así que el actor vendió algunas propiedades. Ahora, la familia del fallecido René asegura que el actor obtuvo mucho más dinero del que invirtió, sobre todo porque el valor de las propiedades ha aumentado enormemente. "Ni los diamantes ni los inmuebles eran propiedad de Connery", sostiene un portavoz de la familia citado por el "Daily Mail". El crédito fue devuelto, y no había motivos para vender las garantías. Por eso, la familia quiere ahora el dinero. Según un portavoz de Connery, cuyo patrimonio asciende a 238 millones de dólares, "Sean no sabe nada de eso y hasta ahora no ha recibido ninguna citación judicial". Las autoridades judiciales de Ginebra tampoco se han manifestado al respecto.