South Park se burla de los superchefs y el boom de la gastronomía mundial

En el último capítulo de la temporada, el padre de Stan, Randy, se vuelve adicto a un canal culinario, generando una serie de situaciones satíricas en torno a la cocina

Para nadie es un secreto que el gusto por la gastronomía se ha expandido a pasos agigantados alrededor del mundo. Incluso, hace una semana la Unesco la incluyó por primera vez dentro de la lista de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Ahora, los chefs son reconocidos mundialmente y han hecho de sus nombres una marca mediática. Sino piense en Ferrán Adrià, Gordon Ramsay, Jamie Oliver, Anthony Bourdain y, cómo no, en Gastón Acurio.

La serie animada South Park no ha sido ajena a este boom culinario y, a manera de “homenaje”, en el capítulo final de la última temporada, titulado “Creme Fraiche”, se burla de los excesos de los fanáticos de los realities de comida y del culto a los cocineros estrella.

En el episodio, el padre de Stan, Randy, se convierte en un adicto al canal gastronómico Food Network, según relata el blog El comidista del diario español “El País”.

Con la intención de realizar su propio reality culinario, Randy empieza a trabajar en la cafetería de la escuela de South Park. Allí, atormenta a los niños con platos gourmets que hacen referencia a la cocina molecular de Ferrán Adrià como filete de carne con costra de papas y espuma de langosta o ensalada asiática deconstruida en pan de pita, hasta que estos deciden tomar medidas.

Cartman se disfraza de Gordon Ramsay, el malhumorado chef conductor de programas como “Hell kitchen”, para asustar a Randy, pero lo único que consigue es que se presenten en la escuela un montón de cocineros estrella.

Mario Batalli, Paula Deen, Giada de Laurentiis y otros famosos chefs terminan celebrando un delirante “desafío culinario” en el colegio. Y Jamie Oliver lloriquea porque nadie le hace caso en su defensa por la comida sana, en una parodia de sus lágrimas en el programa “Food Revolution”.

Al final del episodio, la madre de Stan logra quitarle la obsesión por la comida a su esposo, quien al final se queda dormido y todo vuelve a la normalidad.

¿Le gustaría ver este capítulo especial de “South Park”?