“Es tan fácil que hasta los hombres pueden”, el filme que García Márquez propuso a Buñuel

En 1962, cuando el español preparaba “El ángel exterminador”, el Nobel colombiano le planteó dirigir una comedia con ese título

“Es tan fácil que hasta los hombres pueden”, el filme que García Márquez propuso a Buñuel

“Para don Luis, cordialmente…”. El autor de la dedicatoria es Gabriel García Márquez. El destinatario: Luis Buñuel. ¿Qué relación había entre los dos? Hacia 1962, el escritor le envió la sinopsis de una comedia para que el cineasta la rodara. Lamentablemente, el español guardó el proyecto en el archivo y nunca se llevó a cabo. En ese momento, el surrealista estaba concentrado en la película “El ángel exterminador”.

¿De qué se trataba la historia? Era una ficción surrealista y feminista titulada “Es tan fácil que hasta los hombres pueden”.

La trama se centraba en tres chicas “guapas, alegres, emprendedoras, que, a pesar de ser primas hermanas, no se conocen entre sí. Llegan a la capital, desde distintos lugares de provincia, ilusionadas con la noticia de que su tío solterón les ha dejado una herencia [una gasolinera]”, dice en la carta guardada en el archivo de Buñuel que ahora custodia la Filmoteca Española.

García Márquez dedicó la historia a Janet Riesenfeld, esposa de Luis Alcoriza. Él trabajaba como guionista del español y sirvió como nexo entre este y el literato. Supuestamente, el ganador del Premio Nobel de Literatura había pensado en Janet para que interpretara uno de los papeles principales.

PROYECTO FRUSTRADO
Corría el año 1962. El popular Gabo aún no obtenía un reconocimiento mundial. Había publicado “La hojarasca” y “El coronel no tiene quien le escriba”; pero, sobretodo, trabajaba como periodista y guionista de cine.

En cuanto a Buñuel, ya era toda una leyenda. Vivía exiliado en México donde le dejaban hacer el cine que quería. Además de compartir vino y tertulias con amigos como Carlos Fuentes.

Ese mismo amigo lamenta que el proyecto entre el escritor y el cineasta no se hubiese concretado. “En el caso de Buñuel, hacer una lista de lo que no hizo supone sumar más cosas de las que hizo […] Él fue una gran influencia para nosotros, sobre todo en Gabo y en mí, que íbamos a verlo constantemente”, sostuvo al diario español “El País”.